Embarazada, siempre con el cinturón de seguridad

Sale al mercado un nuevo cinturón de seguridad para embarazadas que no se sube a la barriga, aumentando la seguridad de la gestación en caso de accidente.

Las embarazadas que viajan en coche tienen la obligación de llevar puesto el cinturón de seguridad. Hasta 2006, las mujeres en estado estaban exentas de llevar el cinturón puesto, y por eso muchas aun piensan que no deben llevarlo puesto. Pero hay que recordar que desde 2006 por el Real Decreto 965/2006 se suprimió la exención del uso del cinturón de seguridad por las embarazadas, ya que existen evidencias de que el riesgo de lesión y pérdida del feto por no llevar puesto el cinturón de seguridad supera el riesgo de lesión intrauterina derivado de su uso en casos de accidente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Algunas madres se preocupan por si hay algún frenazo o choque a baja velocidad y que el cinturón ejerza presión sobre la barriga, es decir, sobre el útero de la madre y su bebé y que esto le provoque una lesión intrauterina o aborto.

Por eso hay que tener muy presente que las bandas del cinturón deben ir justo por debajo de la tripa y la otra entre los senos.

En el mercado existen diferentes modelos pensando especialmente para embarazadas. La marca Clippasafe ha lanzado un nuevo cinturón que no se mueve y no se suba a la tripa. El precio es de 45 euros y se adapta al asiento estándar de los automóviles y al cinturón del asiento.

Algunas embarazadas creen que poner pinzas en el cinturón para que no se ejerza tanta presión es una solución, pero no es así. Esto puede ser incluso más peligro porque en caso de accidente el cinturón no responderá eficazmente, y la madre y el bebé siguen expuestos al peligro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad