Niños vegetarianos, ¿sí o no?

Las dietas vegetarianas estrictas no convienen a los niños, pues tienen graves carencias nutricionales que pueden interferir en su desarrollo.

Desde el punto de vista nutricional, una dieta ovo-lacto-vegetariana sí puede ser aceptable, siempre que incluya legumbres y cereales, hortalizas, aceite de oliva y productos azucarados, y que se considere la leche como su base.

No obstante, aunque el aporte de proteínas se cubra con las de origen vegetal, éstas no tienen el mismo valor biológico que las de origen animal, por eso estas dietas deben vigilarse para que resulten equilibradas.

Y desde el punto de vista social, queda decidir: ¿qué comerá el niño cuando le inviten a un cumple o a merendar en casa de alguien? Los pediatras y nutriólogos recomiendan posponer este tipo de dietas hasta que el niño pueda decidir por sí mismo (adolescencia).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad