La mitad de las mujeres abandona la lactancia a los tres meses

La mayoría de las retiradas se producen por motivos injustificados o por desconocimientos sobre cómo amamantar al bebé.

En torno al 80 % de las mujeres españolas amamantan a su hijo tras dar a luz, cuando el niño tiene seis semanas este porcentaje se reduce al 68 %, la cifra desciende al 52 % a los tres meses y hasta el 36 % a los seis meses después del parto.

Son los datos del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP), que con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, los pediatras han querido subrayar la importancia de amantar a los bebés hasta los seis meses de edad y después continuar dándoles el pecho junto con la alimentación complementaria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

RAZONES DEL ABANDONO

Según la AEP, las razones que explican esta tasa de abandono son diversas y, en la mayoría de los casos, injustificadas.

En muchos casos las madres creen que no tienen suficiente leche o que ésta es de baja calidad y por ello abandonan la lactancia. Pero el problema no está en la leche materna, sino en errores de la técnica de lactancia como:

  • Inicio tardío (por eso recomiendan poner el pecho nada más nacer).
  • Mala posición al dar de mamar al bebé.
  • Que el bebé agarre mal el pecho, lo que ocasiona que el niño no tome la leche suficiente o dolores en la mama de la madre.

    Por otro lado, la AEP asegura que hay todavía cierto desconocimiento en el manejo de la lactancia materna entre el personal sanitario, y por esta razón no es capaz de dar soluciones a los problemas que plantean las mamás. En muchos hospitales se da al recién nacido complementos a la leche que ocasiona el inicio tardío de la lactancia.

    Conscientes de esta situación la AEP ha elaborado el “Manual de lactancia materna: de la teoría a la práctica”, cuyo objetivo es orientar a los especialistas para que apoyen a las madres en este periodo.

    POR QUÉ MANTENER LA LECHE MATERNA

    Abandonar la lactancia pronto es contraproducente tanto para los bebés como para sus madres. Por un lado se rompe muy pronto el vínculo que el pequeño ha creado con su madre.

    Se eliminan los beneficios para el bebé:

    • Le protege de enfermedades, como catarros, bronquitis, neumonía, meningitis o infecciones de orina.
    • Mientras el bebé está siendo amamantado el riesgo de muerte súbita en el lactante es menor.
    • Es más difícil que en el futuro tenga problemas de salud como asma, obesidad, diabetes, infarto de miocardio o alergia.
    • Favorece el desarrollo intelectual del pequeño
      Publicidad - Sigue leyendo debajo

      Se eliminan los beneficios para la madre:

      • Las mujeres que amamantan pierden el peso ganado durante el embarazo con más facilidad.
      • Tienen menos riesgo de sufrir anemia tras el parto.
      • Es más difícil que padezcan hipertensión y depresión postparto.
      • La osteoporosis y los cánceres de mama y ovarios son menos frecuentes en las madres que dan el pecho a sus hijos.

        Con estos datos no cabe duda de que la leche materna exclusiva para el bebé es la mejor opción hasta los seis meses, tanto desde el punto de vista nutricional como emocional.

        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        Más de Actualidad