Amy Schumer padece hiperémesis gravídica y admite que no para de vomitar en su recta final de embarazo

El suyo ha sido uno de esos embarazos en los que los vómitos del primer trimestre nunca desaparecieron...

Late Night with Seth Meyers - Season 6
NBCGetty Images

Como no podía ser de otra manera, las intervenciones de Amy Schumer en Instagram para hablar de su embarazo han estado siempre envueltas en ese humor ácido que la caracteriza. Ella se ha convertido en la defensora de la gestación no edulcorada. De un estado que no todas las mujeres atraviesan perfectas, radiantes, con buena salud y rebosantes de felicidad. Y es que más allá de la imagen ideal que del embarazo se vende en muchas cuentas de Instagram, esas 40 semanas muchas veces están acompañadas de mareos, vómitos, hemorroides, descomposición estomacal y una larga lista de cosas no instagrameables de las que pocas hablan en sus perfiles.



En su última publicación, Amy, que ya está en los días finales de su embarazo, ha contado que aún no ha parido, que sigue vomitando y que de no ser porque no se invierte suficiente en investigación en hiperémesis gravídica y endometriósis, dolencias que le afectan directamente, habría dejarlo de hacerlo como muchas embarazadas. Con un rotundo mensaje que ha despertado cierta polémica en las redes por sus palabras, desde la cuenta de la actriz se ha hecho una (particular) denuncia a la falta de inversión médica: "Amy Schumer y Chris Fischer aceleraron los pulsos mientras Schumer, muy embarazada, hace alarde de su creciente tripa. Amy todavía está embarazada y vomitando porque el dinero rara vez se destina a estudios médicos para mujeres con hiperémesis o endometriosis y en cambio se dirige a cosas como penes que no se vuelven lo suficientemente duros o tipos viejos que quieren penes más duros".

Desde que se hizo pública la noticia de su embarazo, Amy ha puesto el énfasis en su endometriosis y en la hiperémesis gravídica, las náuseas y vómitos intensos y constantes durante la gestación que pueden llevar a la deshidratación y la pérdida de peso de la madre. De ahí que su denuncia haya tenido una excelente acogida en las redes, consiguiendo casi 8.000 comentarios de apoyo en Instagram. ¡Ánimo, Amy!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad