Un horario flexible compatible con la conciliación familiar, fundamental para los padres españoles

El Decreto Ley aprobado por el Gobierno acerca del control horario entrará en vigor en mayo, teniendo las empresas dos meses para su adaptación.

conciliación laboral horarios flexibles
Compassionate Eye Foundation/Mark LangridgeGetty Images

La implicación por parte de los hombres en el cuidado de sus hijos es una realidad de nuestra sociedad actual. Sin embargo, a día de hoy la mayor parte de la carga recae en las mujeres, por lo que todavía se hacen necesarias normas que ayuden al sector masculino a conciliar la vida familiar y laboral. Medidas como el Real Decreto ley aprobado por parte del Gobierno en marzo con el fin de regular las horas extra de los empleados, pretenden fomentar a su vez un mejor equilibrio entre la vida personal y laboral y favorecer que los padres puedan pasar más tiempo con sus hijos.

Los padres españoles valoran cada vez más estar junto a sus familias, tanto es así que el 74% de ellos cambiaría de empresa si la nueva compañía le ofreciera políticas de espacios de trabajo flexible, un dato revelado en una investigación realizada por Regus, proveedor de espacios de trabajo. El trabajo flexible es una necesidad y una prioridad para los padres trabajadores, muestra de ello es que el 96% de los progenitores opina que trabajaría en una compañía que ofreciera entre sus condiciones esta política.

Ir a recoger a sus hijos al colegio, acompañarles a sus actividades extraescolares o ayudarles con los deberes son tareas que podrían hacerse realidad si apostamos por la modalidad de empleo. Una opción por la que se decanta el 81% de los encuestados que cree que el mayor beneficio que pueden obtener es un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal. En este sentido, los padres van a exigir cada vez más esta opción para poder pasar más tiempo con la familia. De hecho, el 85 % de los que trabajan prefieren la flexibilidad frente a otros beneficios.

La llamada “carga mental”, por la cual las madres llevan a cabo la organización y gestión de gran parte de las tareas familiares, es uno de los síndromes de los cuales las parejas y unidades familiares están tomando más conciencia. De este modo, tanto padres como madres exigen una mayor flexibilidad para poder balancear estas responsabilidades. Para ello es necesario también un cambio en la cultura de trabajo, pero no todas las empresas están adoptando este concepto. Concretamente, el 60% de los consultados en la Encuesta Global de Grupo afirma que el cambio de la cultura de la organización es el obstáculo principal para aplicar esta normativa.

Para Philippe Jiménez, Country Manager de Regus en España: “La conciliación laboral debe ser un propósito para las empresas y el trabajo flexible el medio para lograrlo. Desde IWG somos conscientes de que el ritmo de trabajo dificulta el equilibrio entre la vida personal y el trabajo. Los espacios flexibles son una solución para que los padres disminuyan el tiempo de desplazamiento al trabajo y puedan atender con más facilidad sus compromisos personales”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad