El papel de la logopedia en niños con TEA

La logopedia permite a las personas con trastorno autista entender mejor el mundo que les rodea, socializar e integrarse.

boy  making bubbles outdoor
Carol YepesGetty Images

Con motivo del Día Europeo de la Logopedia (6 de marzo), el Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) celebró ayer la Jornada “Logopedia y TEA”, un encuentro profesional en el que se hizo hincapié en el papel de la logopedia en la mejora de la calidad de vida de las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) y en su mayor inclusión escolar, social y laboral.

El autismo afecta al temperamento, a la personalidad y a la conducta de quien lo sufre, lo que influye a su vez en sus capacidades de comunicación e interacción social. Por esta razón, este trastorno requiere un abordaje integral y personalizado en el que los logopedas ejercen un papel fundamental, pues su labor se centra en la mejora de la comunicación de estas personas con sus iguales, lo que les permitirá entender mejor el mundo que les rodea, socializar y conseguir mayor integración. Así lo ha expresado la presidenta del Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM), Cristina Municio.

A pesar de su papel imprescindible, tal y como insistió Municio en el evento, hay una falta de logopedas en España: “Su presencia es casi testimonial en lo público y en cada uno de nuestros ámbitos de actuación, sanitario, educativo y social: la atención logopédica en los servicios públicos de salud es insuficiente; la ratio de logopedas es escasa en los centros de atención temprana, cuando sabemos que la mayor demanda es por problemas de lenguaje y comunicación; en los centros educativos públicos, no se cuenta con los logopedas, y la presencia de logopedas en los centros de mayores es testimonial y de carácter privado”. Ante esta situación denunció que con esta escasez de logopedas, “se está privando a los personas con TEA de una oportunidad de mejora en el desarrollo de sus capacidades comunicativas, cognitivas y sociales, ya que es una herramienta que les ayuda a retomar algo que todos apreciamos: el lenguaje y la comunicación”.

Por su parte, el director general de Políticas de Discapacidad, Jesús Celada, que también presidió el acto de inauguración, puso énfasis en la necesidad de abordar el TEA dada su prevalencia. En este sentido, 1 de cada 100 personas tienen TEA en España: “El autismo es uno de los ejes primarios en los que hay que centrar esfuerzos en los próximos años, para desarrollar políticas que mejoren el diagnóstico y la atención en todos los momentos de la vida de los afectados y en todos los ámbitos (social, laboral, educación primaria, formación en el ámbito universitario, ocio…)".

Situación actual del TEA en España

En las últimas décadas se ha producido un incremento muy importante de la prevalencia de estos trastornos, llegando a considerarse una de las discapacidades del desarrollo más frecuentes en la infancia temprana. A pesar de ello, la intervención de estas personas aún carece de recursos eficaces para atender las demandas que requerirán en cada etapa vital. En este aspecto, el logopeda especialista en atención temprana y trastornos del espectro del autismo y profesor asociado de la de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), José Antonio Calvo, sostuvo que “los logopedas son los profesionales con mayor carga docente sobre TEA y, por consiguiente, es imprescindible su incorporación a los apoyos a personas con TEA, porque es el que mejor puede intervenir”.

Paula San José y Carmen García, logopedas en el centro de día y colegio CEPRI, donde se prestan apoyos individualizados a personas con TEA en la etapa escolar y adulta, subrayaron la importancia del uso de Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación (SAAC) y apoyos visuales en la intervención logopédica de las personas con TEA.

Por su parte, la psicóloga y coordinadora de la Fundación Ángel Rivière, Arancha Arroyo, defendió que, aunque en los últimos años se han realizado importantes avances en aspectos como la detección precoz y la atención temprana del autismo, a medida que las personas con este diagnóstico crecen y alcanzan la mayoría de edad, van viendo reducidos los servicios sociales de apoyo y asistencia con los que contaban en la infancia. “Desafortunadamente, a día de hoy, apenas existen programas especializados y adaptados que den respuesta a las necesidades sociales y laborales de las personas adultas con TEA. Cuando esta población llega a la mayoría de edad se encuentra con multitud de necesidades sin cubrir y en claro riesgo de exclusión social”.

Por último, el director de la Asociación SuresTEA, José Miguel Sánchez, destacó el asociacionismo de las familias para que los derechos de estas personas sean respetados y conseguir que se proporcionen las terapias que precisan en todo momento, independientemente de su edad: “Las familias nos encontramos con el problema de un difícil acceso a actividades que ayuden al desarrollo normalizado de nuestros hijos. Necesitamos dotarnos de una amplia gama de servicios a nuestro alcance de forma cercana, sencilla y a un coste razonable”. Para ello tiene acuerdos con entidades que les permiten acceder a las terapias que consideran claves, entre las que se encuentra la logopedia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad