Una mujer hace muñecos con las mismas discapacidades que los niños que los reciben

Amy Jandrisevits fabrica muñecos personalizados que ayudan a niños enfermos o con alguna discapacidad a no sentirse diferentes al resto. Una historia real de las que llegan al corazón.

muñecos A Doll Like Me
FacebookA Doll like Me

Cuando vemos un muñeco normalmente no nos paramos a pensar en lo "perfectos" que son para la mayoría. Ya sean bebés, esbeltas muñecas o superhéroes de acción, todos y cada uno de ellos responden a estereotipos que se han implantado en nuestra sociedad y pocas veces reflexionamos sobre si representan a personas normales y corrientes como somos todos. Normalmente, estos muñecos no nos representan realmente a ninguno de nosotros, pero menos todavía a niños que sufren algún tipo de discapacidad o están enfermos. Para un niño así es muy difícil encontrar juguetes con los que se sientan representados lo que puede provocar ya desde muy pequeños que se sientan diferentes o discriminados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esta reflexión se la hizo Amy Jandrisevits, de Wisconsin, que era trabajadora social y entre sus muchas funciones, visitaba a niños ingresados hospitales que recibían tratamiento contra el cáncer. A lo largo de sus muchas visitas a estos niños, se dio cuenta que los muñecos que les daba para hacer más llevaderos sus días de ingreso, no les representaba. Lo mismo ocurría con otros tantos niños que estaban ingresados en otras áreas de los hospitales que visitaba y es que muchos de ellos tenían miembros amputados o sufrían enfermedades que afectaban a su piel, entre otras muchas cosas.

A Amy se le da muy bien coser y una conocida le pidió que hiciera una muñeca personalizada para la hija de una amiga a la que habían amputado una pierna recientemente. La muñeca fue todo un éxito y a la niña le encantó recibir una muñeca sin pierna como le pasaba a ella.

Tras ver lo mucho que su muñeca había ayudado a esa niña, Amy tuvo una idea para ayudar a los niños ingresados en el hospital. "Quería que estos niños se vieran perfectos tal y como son. No me sentía cómoda dando un muñeco con pelo a un niño que había perdido suyo como consecuencia del tratamiento contra el cáncer que estaba recibiendo" afirma Amy.

Amy empezó a crear muñecos con la misma discapacidad o enfermedad que los niños que visitaba y se los daba. Al ver el bien que hacía a estos niños, decidió fundar 'A doll like me'. "Cuando un niño mira la cara de una muñeca, debe ver la suya" declara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En solo dos meses tuvo más de 200 pedidos y eso que decidió venderlas a 100 dólares cada una gastos de envío incluidos que es lo que a ella le costaba hacerlas. Pero Amy no quería que ningún niño con discapacidad se quedara sin su muñeca si quería una porque sus padres no tuvieran medios para pagarla. Así que para que para que esos niños que sus padres no pudieran pagar su muñeco, abrió una recaudación de dinero en GoFundme para hacer llegar a sus muñecos a los niños más necesitados.

Desde su fundación se han recaudado más de 34.000 dólares y muchos niños de todo el mundo ya han recibido su muñeco. "Es difícil decir a un niño que es hermoso tal y como es si nunca se va a recibir un muñeco que se parezca a él".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad