Una niña de 11 años recauda 80.000 euros para cumplir los sueños de ancianos que viven en residencias

La niña ha creado una plataforma web para recaudar fondos para permitir que los ancianos que viven en residencias puedan darse algún que otro capricho.

Three Wishes for Ruby's Residents
Three Wishes for Ruby's ResidentsFacebook

Ruby Kate Chitsey solía acompañar a su madre, Amanda, al trabajo tres veces por semana. Su madre es enfermera en cinco residencias distintas, y mientras ella hacía su trabajo, a la pequeña Ruby le encantaba pasar el rato charlando con los abuelitos que allí residían. Hasta que, llegado el momento, se dio cuenta de que el ambiente de aquellas residencias era muy rutinario y que lo que antes le gustaba le empezaba a aburrir. Y se dio cuenta que si ella se aburría, más les pesaría a todas las personas que tenían que pasar todo el día todos los días allí metidos.

A este pensamiento se sumó una conversación que Ruby tuvo con una anciana en silla de ruedas que miraba por la ventana. La mujer le contó que un hombre había llevado a su perro a la residencia para que ella le pudiera ver, pero estaba triste porque no tenía dinero para pagar a alguien que lo trajera más veces. Eso hizo que la pequeña de 11 años pensara en los sueños o necesidades que podrían tener el resto de los ancianos de la residencia.

Sin pensárselo dos veces, cogió un cuaderno y un bolígrafo y fue apuntando, uno por uno, los sueños que aquellos ancianos tenían pero que no se podían permitir: unos pantalones que no les quedaran grandes, ver a su mascota con más frecuencia, un libro, un corte de pelo, pasear a su perro… Y para cumplir sus peticiones, creó una página en Facebook llamada 'Tres deseos para los residentes de Ruby' y su madre la ayudó a poner en marcha una cuenta en GoFundMe para recaudar los fondos necesarios para hacer sus sueños realidad. La iniciativa de la niña ya ha conseguido casi 81.000 euros (92.686 dólares).

Y es que a los ancianos que viven en la residencia, el Estado les da el alojamiento y la manutención gratuita, pero solo disponen de unos 35 euros al mes para sus gastos extra, por lo que no se pueden permitir sus pequeños caprichos, que incluso a veces son necesidades básicas. Por eso, lo que Ruby ha hecho ha significado mucho para ellos.

Tal ha sido el recibimiento y solidaridad de la gente, que Ruby ya puede cumplir estas pequeñas peticiones de los ancianos de las cinco residencias en las que trabaja su madre, y ahora cuenta con la ayuda de Marilyn, una anciana de 74 años que dice haber superado su depresión gracias a Ruby porque ahora se siente útil por poder brindar su ayuda a la pequeña.

La plataforma GoFundMe ha nombrado a Ruby “heroína del mes” y la pequeña lo ha celebrado llevando 'Happy Meal', el menú infantil de la cadena de cómida rápida McDonalds para todos los ancianos de las residencias. El deseo de Ruby es que su pequeña iniciativa se expanda por todo Estados Unidos.


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad