Sentar a tus hijos con el abrigo puesto en la silla del coche es muy peligroso

Este reportaje te demostrará por qué es tan importante que le quites el abrigo a tu bebé antes de ajustarle el arnés de seguridad del sistema de retención infantil.

Bebé en sistema de retención infantil
Getty Images

Hay un error que muchos padres cometen en invierno sin saberlo. Y es que suelen sentar a sus hijos en la silla de coche con el abrigo puesto, lo que les puede poner gravemente en peligro, según ha demostrado un reportaje de Jeff Rossen, corresponsal de investigación nacional, emitido en el programa de la NBC Today Show. El reportero invitó a Sue Auriemma de la asociación “Kids and Cars“, la única organización sin ánimo de lucro dedicada a velar por la seguridad de los niños tanto dentro como fuera de los coches.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Auriemma ha explicado que cuando sentamos a los niños en la silla del coche con el abrigo puesto, aunque pueda parecer que están bien sujetos por el arnés de seguridad, la realidad es muy diferente: el cinturón no está bien ajustado, sino más bien bastante suelto. Para demostrarlo, han realizado un simulacro en un laboratorio oficial de pruebas de choque en Michigan con un maniquí infantil que portaba un abrigo y que parecía estar correctamente sujeto a la silla de coche. El choque simulado producido a una velocidad de unos 50km/h produjo que el maniquí infantil saliera disparado por los aires.

www.today.com

La conclusión de esta demostración es que los abrigos pueden dar una falsa sensación de correcto ajuste de los arneses de seguridad cuando en realidad hay demasiado espacio entre el cuerpo del niño y el arnés, ya que estos en realidad están ajustados al volumen del abrigo, que en caso de colisión suele disminuir debido a que son acolchados. “Cualquier cosa entre el niño y las correas es compresible; es como tener espacio", explica el Dr. Benjamin Hoffman, director médico del Centro de Seguridad Tom Sargent en el Hospital Infantil Doernbecher en Portland, Oregón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Auriemma aconseja que, en lugar de dejar a los niños con el abrigo puesto, que como hemos visto es inseguro, se lo quitemos antes de meterles en el coche y, en caso de que tengan frío, se lo pongamos por encima una vez hayamos ajustado el arnés de seguridad a su cuerpo y no por encima de tanta ropa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad