Sara Carbonero reconoce que no le importaría tener más hijos

La presentadora regresó a Madrid a un acto promocional y en él habló, entre otras cosas, de sus planes navideños, sus proyectos profesionales y su faceta como madre.

Sara Carbonero habla de sus planes navideños en un evento de Calzedonia
Gtres

Sara Carbonero ha abandonado Oporto por unas horas para viajar hasta Madrid y presentar la nueva colección de Calzedonia, la firma de lencería de la que es imagen. Ante los medios, posó con un look que podría ser perfecto de cara a las inminentes fiestas navideñas: un minivestido negro combinado con medias de fantasía de la colección 'Party Collection' de Calzedonia. La esposa de Iker Casillas, aparte de lucir tan radiante como siempre, habló con la prensa sobre sus planes de cara a la Navidad, sus proyectos profesionales, su faceta como madre y si está entre sus planes ampliar la familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

¿Cómo te encuentras?

Hoy es el último evento del año y con mucha suerte de que vengo a Madrid a trabajar con mi gente y a estar en este tipo de eventos como el de Calzedonia, muy ilusionada con la nueva presentación.

Hemos visto que ya habéis puesto el árbol de Navidad en casa.

Yo me negaba, hasta diciembre no quería, pero fue imposible, vas por la calle y hay Papá Noeles gigantes… vas a cualquier sitio y está todo decorado y al final los niños querían, me lo pedían, y solo por ellos, que este año ya lo disfrutan un montón, ya merece la pena.

Es alucinante como se adelantan las fechas, ¿han escrito ya la carta a Papá Noel?

Es verdad, yo lo comenté, cada año lo adelantan más. Nosotros la carta ya la tenemos escrita, pero hay varias cartas, cada día cambiamos una cosa, tachamos, ponemos otra… pero al final se disfruta más. Nosotros, además, llegan las navidades y nos venimos para España, en Porto disfrutan de estas fechas veinte días nada más.

¿Es un truco para que se porten bien?

Te tengo que confesar una cosa, el año pasado traje a casa un elfo, que es un ayudante de Papá Noel, y se fija en lo que hacen los niños, entonces lo voy a sacar ya (risas), lo ve todo, hay que portarse bien y lo respetan un montón.

¿Esos trucos se los enseñarás a tu compañera y amiga Isabel Jiménez?

Ella aún tiene que disfrutar mucho del embarazo y le falta todavía, yo todos los consejos que le pueda dar o ideas, estaré encantada. Además, se le va a dar genial, pero se le dan fenomenal los niños. Le doy recomendaciones de libros, por ejemplo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué tenéis pensado hacer estas navidades?

Madrid la verdad que lo vamos a pisar muy poco porque Iker tiene pocos días de vacaciones y prácticamente vamos directos a mi pueblo o al suyo, pasamos por Madrid, pero muy poco. Vemos a toda la Familia donde podamos, el sitio es lo de menos, lo importante es estar juntos.

Gtres

No paras de trabajar, pero ¿no echas de menos volver a la rutina de la televisión?

Lo he dicho en varias ocasiones, quizás eso un poco, los compañeros, la redacción, pero tampoco me da tiempo a echar mucho de menos, de verdad que no. Estoy haciendo un montón de cosas y no siento esa falta. Ha habido otras épocas, cuando me fui a Oporto, que quizás más, pero ahora mismo no, estoy súper bien. Abierta siempre a escuchar cosas y si saliera algo, que yo lo viera para mí y que no me fuera a alterar demasiado mi vida en Oporto, pues sí que me va picando ese gusanillo, pero no para ya.

Te preguntamos muchas veces por la maternidad, unas veces dices que no, otras veces dices que sí…

Yo siempre digo lo mismo, nunca he dicho que no, jamás. Siempre digo que es una pregunta que hace mucha presión, ya os daréis cuenta, que no solo en este tipo de eventos, sino en la sociedad en general, cuando una persona tiene un hijo ya se le pregunta si dos. Solo digo que es una pregunta delicada, porque no sabes si esa persona quiere, no quiere, puede, no puede… solo digo que es una pregunta que hacemos muy a la ligera, pero que en mi caso siempre he dicho, y digo lo mismo, que sí, que nos gustaría, cuando tenga que ser, pero sí que nos gustaría.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Tus niños te piden hermanito?

Si por ellos fuera, tendríamos ocho o diez, si hasta tienen los nombres. Quieren todo chicos y lógico, ahora ellos se llevan muy bien y ya pasó todo el tema de celos.

Gtres

¿Los celos quizás fueron uno de los momentos más difíciles que viviste como madre?

No puede ser momento más duro porque había llegado un bebé y eso siempre es una alegría, pero sí que fue para mí como sorprendente, porque por más que te hablaban de ello, no me lo imaginaba así, un poquito raro y gracias a Dios fue pasajero. Consulté a personas y ya está, es algo totalmente cotidiano.

Vemos que se les da muy bien el balón.

De balones es más el pequeño Lucas, y Martín está apuntado a fútbol, tiene amigos y a él le gusta sentirse mayor, tiene su entrenador, sus reglas y su alimentación.

¿Quiere ser como papá?

La verdad que no dice “quiero ser futbolista”, les encanta y les gusta ver a su papá, es que yo creo que ellos aún no entienden que es una profesión, piensan que es un juego.

¿Tú que proyectos profesionales nos puedes avanzar?

Estoy con muchas colaboraciones, estoy escribiendo… hay cosas que yo creo que muy pronto…

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Para ti que ha sido lo más duro en tu faceta como madre?

Yo creo que no hay nada como muy duro, son pequeñas cosas a las que te tienes que adaptar y que a lo mejor no te las cuentan. Yo creo que se presuponen, todas sabemos que cuando tienes un niño renuncias a un montón de cosas, tu vida cambia por completo, tus prioridades son otras, te escuchas menos a ti… igual es un poco eso la sensación que tienes de alejarte un poco de ti misma. Cambia tu relación un poco contigo misma, pero luego vuelve.

También hay que sacar tiempo ¿vosotros sois de hacer vuestras escapaditas sin los niños?

Sí, pero es verdad que al final planeamos más que hacemos, porque cuando nos vamos a escapar solos, nos da pena porque queremos estar con ellos y nos los llevamos, sí que hacemos nuestras cenas y sacamos nuestros momentos, que es muy importante, pero sí que es verdad que, a la hora de irnos, cuesta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad