La infertilidad masculina asociada a la Diabetes Mellitus tiene solución

Aproximadamente 300.000 españoles padecen algún tipo de diabetes, una enfermedad que afecta a la fertilidad tanto de los hombres como de las mujeres.

Hombre con diabetes
Clínica MARGen

La diabetes es una enfermedad que afecta a casi trescientos mil españoles y que tiene consecuencias negativas sobre la fertilidad tanto de los hombres como de las mujeres. Pero tenemos una buena noticia: la infertilidad asociada a la Diabetes Mellitus (DM) tiene solución en la mayor parte de los casos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El cuadro clínico de la DM sobre la fertilidad masculina es mayor que sobre la femenina, en este sentido, algunos de los síntomas son: problemas de erección, insuficiencia de secreción de las hormonas sexuales masculinas (andrógenos), falta de la libido, eyaculación retrógrada (redirección del fluido que va a ser eyaculado hacía la vejiga) y fragmentación en el ADN de los espermatozoides.

En el caso de la infertilidad provocada por este tipo de diabetes, el diagnóstico temprano y la terapia personalizada son la primera solución que se ha de tomar y pueden resultar suficientes. De lo contrario, se puede optar por otras terapias como la medicación oral con Viagra o Cialis para problemas de erección, terapia sustitutiva con testosterona en casos de insuficiencia de hormonas sexuales, fecundación in vitro con espermatozoides recuperados de la orina en casos de la eyaculación retrógrada o un tratamiento oral con antioxidantes para reducir la fragmentación del ADN de los espermatozoides.

“Un diagnóstico precoz de la DM, incluso antes de la aparición de sus síntomas clínicos, es importante para elaborar un plan terapéutico a la medida de cada paciente”, explica el doctor Jan Tesarik, experto en fertilidad humana y director de la Clínica MARGen de Granada. Este plan terapéutico ha de tener en cuenta el tipo de DM, si se encuentra en el futuro padre o en la futura madre, la edad de ambos y otras posibles patologías asociadas, además de ser imprescindible una supervisión durante el embarazo y después del parto. Según Tesarik “en un futuro no lejano, las investigaciones relacionadas con los mecanismos genéticos y epigenéticos de la DM permitirán un refinamiento de los métodos diagnósticos y terapéuticos para aumentar aún más la eficacia de los tratamientos de la infertilidad asociada con la DM”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La diabetes mellitus se caracteriza por un exceso de glucosa en sangre y la hay de distintos tipos, los cuales afectan de forma distinta sobre la fertilidad. La DM tipo 1 (DMT1) es causada por la insuficiencia de la producción de la hormona insulina por los islotes de Langerhans del páncreas. En la DM de tipo 2 (DMT2), el problema reside en la capacidad de las células diana de responder a su acción para utilizar la glucosa. Más de 400 millones de personas en todo el mundo (cerca de 300 mil en España) padecen algún tipo de DM, de las cuales entre el 85-90% tienen DMT2.

Cómo afecta a los hijos

En relación a cómo puede afectar padecer esta enfermedad a los hijos, la transmisión de la DM de los padres a los hijos es más probable en los casos de DMT2, sobre todo si quien la padece es la madre. Sin embargo, la transmisión directa de la DMT1 es rara porque se desarrolla sobre todo en personas que han heredado factores de riesgo de ambos progenitores.

Por otro lado, algunas anomalías del ADN mitocondrial (solo transmisible por parte de la madre) también puede causar DM en las generaciones futuras. También se relaciona la presencia de la DM de ambos tipos en la madre con mayores posibilidades de que los hijos nazcan con autismo, según un artículo de Journal of American Medical Association.

En el último número de la revista Journal of Gynecology and Women´s Health, un grupo franco-español de investigadores y médicos ha publicado un artículo en el que sugieren que el ADN liberado de las células testiculares refleja este tipo de defectos ocultos del proceso de la formación de los espermatozoides. El doctor Jan Tesarik, uno de los autores de dicha publicación, comenta: “Existen métodos que pueden ayudar a determinar el origen celular del ADN libre y así esclarecer el origen de la patología. A lo largo de la formación de los espermatozoides a partir de sus células precursoras ocurren importantes cambios en determinados genes, conocidos bajo el nombre de evolución epigenética. Estos procesos no alteran la propia secuencia de los genes, pero añaden factores, no hereditarios, que determinan a qué punto el gen será activo o reprimido en diferentes tipos de células. En cada espermatozoide, el conjunto de estos fenómenos, llamados impronta genética, es importante para que el embrión, que resulta de la fecundación con el espermatozoide, pueda desarrollarse normalmente. Anomalías de la impronta genética generalmente no impiden la fecundación, pero causan fallos de implantación, abortos espontáneos o anomalías de los niños nacidos. El análisis de la impronta en el ADN libre proveniente de los testículos nos dará información sobre eventuales riesgos de este tipo. En el caso de los hombres con la DM, este análisis nos permitirá evaluar los efectos de diferentes procesos terapéuticos utilizados sobre el estado epigenético de sus espermatozoides y adaptar estos procesos para reducir al mínimo los riesgos de la transmisión de anomalías de este tipo a las futuras generaciones”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad