La familia más numerosa de Reino Unido recibe a su último miembro, el hijo número 21

Después de dar a luz a su última hija, Sue y Noel Radford han decidido no tener más hijos y disfrutar de los que ya tienen y de sus nietos.

La familia más numerosa de Reino Unido, los Radford
FacebookThe Radford Family

¿Todavía no conoces a los Radford? Son la familia más numerosa de Reino Unido y desde el pasado 6 de noviembre tienen un nuevo miembro en la familia, Bonnie, la hija número 21 de Sue y Noel Radford. Chris, Sophie, Chloe, Jack, Daniel, Luke, Millie, Katie, James, Ellie, Aimee, Josh, Max, Tillie, Oscar, Casper, Hallie, Phoebe, Archie y Alfie son sus hermanos mayores. Aunque parezca increíble, lejos de parecer agotada (como creo que estaríamos todas si tuviéramos 21 hijos), Sue se ha mostrado muy contenta en redes sociales y ha sido ella quien ha dado la noticia de que ha dado a luz a su última hija.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tanto Sue (43 años) como su marido Noel (47) han decidido que Bonnie será su última hija, aunque quién sabe, porque lo mismo dijeron cuando tuvieron al anterior. Sue tardó 12 minutos en dar a luz y la pequeña bebé tenía a 20 hermanos peleándose por quién la abrazaría primero.

Sue se quedó embarazada por primera vez cuando tenía 14 años y, aunque su familia le animó para darlo en adopción, la pareja decidió que aquel bebé sería el principio de una gran familia que formarían juntos. Y así, la pequeña Bonnie tiene 30 años de diferencia con el mayor de sus hermanos, Chris, y con tan solo unos días de vida es tía de los tres niños de su hermana Sophie, la mayor de las chicas.

Mantener a una familia tan numerosa debe ser bastante complicado. La familia Radford dirige un exitoso negocio de pastelería con el que logra sacar adelante a sus hijos, aunque sus gastos, como es de suponer, son muy elevados. Por ejemplo, semanalmente se gastan 400 euros en hacer la compra y consumen aproximadamente 18 litros de leche al día.

Sue ha confesado que no va a echar de menos estar embarazada después de haberlo estado durante 811 semanas y ha asegurado que "la ropa premamá irá a la basura en breve". La pareja desea pasar página y disfrutar de una nueva etapa como padres y abuelos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad