La endometriosis afecta al 20% de las mujeres y puede provocar problemas de fertilidad

Este porcentaje podría ser mayor ya que la enfermedad tarde una media de 7 años en diagnosticarse y pueden haber mujeres que la sufran pero que aún no lo sepan.

Mujer con dolor de tripa
Getty Images

La endometriosis es una enfermedad que consiste en que el endometrio, la capa interna del útero que se expulsa en cada menstruación, comienza a crecer hacia fuera, es decir, en las trompas, los ovarios, alrededor del útero, la vejiga, el intestino e incluso en los pulmones (casos excepcionales).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Uno de los síntomas de esta enfermedad es el dolor de menstruación o de ovulación, por lo que no siempre es diagnosticada como tal. Sin embargo, tal y como explica la directora de Psicofertilidad Natural y embrióloga, Antonia Moreno,”no todas las mujeres con endometriosis tienen síntomas físicos, lo que nos hace el diagnóstico más difícil todavía". Esta enfermedad, además, se asocia con problemas de fertilidad.

Es importante dar visibilidad a esta enfermedad pues afecta al 20% de las mujeres, un porcentaje representativo teniendo en cuenta que la endometriosis tarda en ser diagnosticada una media de 7 años, por lo que, según comenta la doctora, es muy probable que haya mujeres que la sufran pero que aún no lo sepan.

Síntomas de la endometriosis

La endometriosis se caracteriza por los siguientes síntomas y si los sufres, debes acudir a un experto:

  • Menstruaciones dolorosas o muy dolorosas.
  • Ovulaciones dolorosas.
  • Dolor como calambres.
  • Reglas son largas, más de 7 días.
  • Mucho sangrado en la regla.
  • La penetración vaginal es dolorosa.
  • Dolor después de haber tenido relaciones sexuales.
  • Problemas de fertilidad.
  • Dolor cuando se va al baño, al defecar o al orinar.
  • Problemas digestivos o intestinales.
  • Muchos problemas inmunológicos.

    Origen de la enfermedad

    Las últimas investigaciones demuestran que el origen de la endometriosis es inmunológico y que tiene relación con un mal funcionamiento de la tiroides. Es importante saber que es una enfermedad dependiente-estrogénica, es decir, que los estrógenos alimentan a los focos endometriósicos. Hay que tener en cuenta este dato a la hora de cuidar la alimentación pues hay muchos alimentos y envases que tienen estrógenos y disruptores endocrinos. De hecho, existen ya muchos estudios que muestran la relación de los tóxicos ambientales, de los plásticos y de los alimentos con el avance de la enfermedad.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Tratamiento de la endometriosis

    La endometriosis no se puede curar, pero sí existen tratamientos que ayudan a paliar sus síntomas. Por ejemplo, el consumo de antoxidantes como Vitamina C, Vitamina E, Zinc y Selenio es muy bueno para reducir los dolores provocados por la endometriosis. Además, a través de estudios se sabe que la Medicina Reproductiva Integrativa puede ayudar a las mujeres que la sufren mediante un tratamiento de omega 3, vitamina D, resveratrol, quercitina, L-carnitina, cúrcuma, ácido alfalipoico, o tomando enzimas como la Bromelina. Eso sí, antes de realizar cualquier tipo de tratamiento hemos de acudir a un especialista.

    Si sospechamos que podemos sufrir endometriosis, Antonia Moreno recomienda "un tratamiento integral, es decir, hacer un estudio fiable para saber si hay o no endometriosis. Una vez sabemos si existe, hay que tratarla, plantear si es necesario realizar una detoxificación para ayudar al hígado, realizar cambios importantes en la alimentación, y mantenerlos, por supuesto. Y es indispensable conocer todos los déficits de vitaminas, minerales y ácidos graso porque mejorando estas deficiencias empezaremos a darle a nuestro sistema inmunológico y a nuestro sistema hormonal todo lo que necesita para que la endometriosis no siga avanzando e incluso reducirla".

    Según la doctora, también hemos de rebajar los niveles de estrés y aprender a controlar las emociones y a manejar el dolor físico que produce la enfermedad. Además, hemos de descubrir qué mensaje se esconde detrás de la enfermedad a través de técnicas psicoterapeutas que nos ayuden a tratarla.

    “No debemos mirar la endometriosis como una enfermedad que solo tiene que ver con el útero, para nada, hemos de enfocarlo desde una mirada más amplia, para así poder obtener mejores resultados en su tratamiento".


    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad