Un hombre escribió unas reglas tras la muerte de su hijo que todo padre debería seguir

Un padre perdió a su hijo de tres años y decidió escribir 10 consejos para que los otros padres y madres aprovecharan al máximo el tiempo que pasan con sus pequeños.

Padre con su hijo
FacebookRichard Pringle

La muerte de un hijo es, sin duda, uno de los momentos más traumáticos y tristes que uno puede vivir. Te cambia la vida para siempre. E incluso la personalidad. Uno no vuelve a ser la persona que era, pero aprende a vivir con el dolor, e incluso a superarlo y con el tiempo, volver a ser feliz. La vida siempre sigue.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Richard Pringle perdió a su hijo con tan solo 3 años de edad a causa de una hemorragia cerebral. Su vida cambió y pensó que jamás podría recuperarse de aquella pérdida. Intentó convertir su dolor en lecciones de vida y así fue como compartió en su cuenta en Facebook una recopilación de 10 consejos que ayudarán a otros padres a aprovechar el tiempo con las personas que aman.

Su post tiene más de 35.000 Me gusta y ha sido compartido casi 22.000 veces. Merece la pena

  1. Besa y ama todo lo que puedas.
  2. Ten siempre tiempo. Deja lo que estés haciendo y ve a jugar, aunque sea un minuto. Nada es tan importante como para que no pueda esperar un poco.
  3. Haz tantas fotos y vídeos como te sea posible. Algún día eso podría ser lo único que tienes.
  4. No gastes dinero, pasa tiempo ¿crees que importa cuánto gastes? Pues no. Lo que importa es lo que haces, así que salta en los charcos, camina, nada en el mar, acampa y diviértete con tus hijos. No me acuerdo de lo que le compré a Hughie, pero sí me acuerdo de lo que hicimos.
  5. Cantad canciones juntos. Mis recuerdos favoritos de Huguie son con él sobre mis hombros o dentro del coche cantando nuestras canciones favoritas. Los recuerdos se construyen con la música.
  6. Valora los momentos simples (de noche, la hora de dormir, cuando le cuentas historias, cenas juntos, domingos perezosos…), son los que más extrañamos. No dejes que esos momentos tan especiales pasen desapercibidos.
  7. Da las buenas noches a los que amas con un beso. Nunca se sabe cuándo será la última vez que puedas hacerlo.
  8. Haz que las cosas aburridas se conviertan en divertidas: hacer la compra, viajar en coche… Sé tonto, cuenta chistes, ríe, sonríe y diviértete. La vida es demasiado corta para no hacerlo. Solo serán obligaciones si las ves como tal.
  9. Escribe un diario. Deja por escrito todo lo que tus hijos hacen que ilumine tu mundo. Las cosas graciosas que dicen, las cosas bonitas que hacen… Empezamos a hacerlo cuando perdimos a Hughie, queríamos recordarlo todo. Ahora lo hacemos con Hettie y lo haremos también con Hennie. Tendrás los recuerdos escritos para siempre y cuando los leas podrás volver al pasado y apreciar cada momento.
  10. Si tienes a tus hijos contigo para despedirte por las noches, para desayunar con ellos, para llevarlos al colegio, a la universidad, para verlos casarse, entonces eres afortunado. Nunca lo olvides.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad