Ginecólogos españoles logran que una mujer con menopausia precoz sea madre con un óvulo propio

La mujer, que prácticamente había perdido la esperanza de ser madre, ha logrado su sueño gracias a médicos españoles del Hospital Clínic de Barcelona.

Mujer con menopausia precoz se queda embarazada y tiene una niña
Hospital Clínic de Barcelona

María José Ortega, a sus 30 años, acudió al Hospital Clínic de Barcelona manifestando los síntomas de un diagnóstico que afecta a una de cada cien mujeres españolas, la menopausia precoz. El 6 de octubre de 2017 los médicos fue intervenida en ese mismo hospital y logró quedarse embarazada. Nueve meses más tarde, María José se ha convertido en madre de una niña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los ginecólogos del hospital, liderados por los doctores Francesc Fàbregues y Francisco Carmona, lograron que la mujer se quedara embarazada gracias a una técnica pionera en el mundo que permite que mujeres con menopausia avanzada vuelvan a ovular a través de una sola intervención de menos de 45 minutos. Este método se ha experimentado en 12 pacientes y ha alcanzado el éxito en 6 de ellas, que han logrado volver a tener actividad ovárica y, una de ellas, ser madre.

El procedimiento, publicado en la revista 'Journal of Ovarian Research', consiste en extirpar mediante laparoscopia una parte del tejido más externo del ovario córtex ovárico, que posteriormente es fragmentada y reinsertada en la cara contraria del ovario de la mujer. Después, se le estimula hormonalmente durante unas semanas para obtener ovocitos que luego son fecundados in vitro.

Los médicos del Hospital Clínic no creen que este tratamiento pueda llevarse a cabo en clínicas privadas en mujeres maduras que han entrado en la menopausia y desean ser madres, sino que su objetivo es ayudar a serlo a mujeres jóvenes que la padecen de forma precoz. "No podemos ir más allá de donde estamos. Está técnica sirve para lo que sirve. Y el contexto debe mantenerse", ha explicado el Dr. Fàbregues.

María José ha confesado que durante años fue de un hospital a otro en busca de alguna solución, pero todos los diagnósticos eran pesimistas hasta que dio con este tratamiento. Muchos ginecólogos le aseguraron que jamás podría quedarse embarazada, pero los médicos del Clínic le devolvieron la esperanza. No sabía si funcionaría, pero no tenía nada que perder, solo ganar. A sus 32 años, María José ha logrado su sueño de ser madre, pese a pensar durante un tiempo que le sería imposible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad