El número de niños que ven la televisión por la noche aumenta de forma alarmante

Más de 1,2 millones de menores ven la televisión entre las 22:00 y las 00:00 y más de 350.000 lo hacen pasadas las 00:00.

Niño viendo la televisión por la noche
Getty Images

Las nuevas pantallas se han convertido en la alternativa de ocio favorita de los niños. Las Tablets, los móviles, el ordenador y la televisión han pasado a ocupar gran parte de su tiempo, incluso en las últimas horas del día. De hecho, la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC), se ha visto obligada a alertar sobre el consumo excesivo de la televisión en niños durante el horario nocturno. En este sentido, 1,2 millones de menores ven la televisión entre las 22:00 y las 00:00 y más de 350.000 lo hacen pasada esa hora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El informe de la AUC con datos de audiencia de Kantar sobre al primer semestre del año demuestra que 200 mil menores de 7 años y casi 500 mil de entre 7 y 12 ven la televisión pasadas las 22:00 y que 50 mil niños de menos de 7 años y 120 mil de entre 7 y 12 la ven pasadas las 00:00. El informe refleja que la mayor cuota de audiencia por parte de los menores se da fuera de la franja legal de protección del menor.

A causa de estos datos, la AUC ha alertado sobre el excesivo consumo de televisión por parte de los menores a altas horas de la noche y sobre las consecuencias que esto puede tener en sus vidas: menor rendimiento escolar, falta de sueño… Y ha llamado a reflexionar, tanto a los padres de familia, a la sociedad en general y a las propias cadenas de televisión, sobre aquellos programas de carácter familiar e infantil que se emiten durante el “prime time” y se alargan hasta la madrugada, incluso entre semana.

Según el informe, los niños de entre 4 y 13 años ven la televisión 145 minutos al día, los de entre 4 y 7 años, 142 minutos y los de entre 16 y 18 años 100 minutos diarios, lo que significa que a medida que los niños crecen y pasan a la adolescencia ven menos la televisión. Además, también demuestra que durante los fines de semana el consumo de televisión en menores es mayor, salvo en el caso de los adolescentes.

Es imprescindible que como padres intentemos alejarles de este tipo de ocio que, en exceso, trae consecuencias negativas para su estilo de vida, como el sedentarismo, y les animemos a realizar otro tipo de actividades lucrativas que les beneficien, como el deporte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad