Cómo saber si tu hijo ve bien y cómo prevenir y detectar posibles problemas oculares

En torno al 30% del fracaso escolar está relacionado con problemas visuales como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo.

image
D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 de cada 4 niños en edad escolar sufre algún problema de visión sin identificar

Según un estudio reciente del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas, 1 de cada 4 niños en edad escolar sufre algún problema de visión sin identificar y el 30% del fracaso escolar está relacionado con anomalías visuales. En este sentido, la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo son las anomalías visuales más comunes en niños.

Es muy importante que sepamos prevenir o en su defecto, identificar, cuándo nuestro hijo puede tener algún problema de visión. Para ello, Alicia Escuer, directora técnica y de formación de Óptica Universitaria, nos ofrece una serie de pautas que debemos seguir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hacer una revisión óptica al año

Igual que llevamos a nuestros hijos al dentista con continuidad, como mínimo, debemos acudir al oftalmólogo una vez al año para poder identificar si nuestro hijo no tiene ningún problema visual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Procurar que la distancia de los ojos de nuestros hijos y las pantallas es adecuada

Es muy común que los niños, a la hora de utilizar el móvil, la tablet o ver la televisión, se acerquen demasiado a estos dispositivos, lo que puede ocasionar problemas en la vista. En este sentido, la televisión debe verse a 2-3 metros y los móviles y tablets a 35 cm. En cuanto a los portátiles, la distancia recomendada es a 45cm y a los ordenadores de mesa, 55cm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Descansar la vista

Una recomendación muy útil tanto para niños como para adultos es utilizar la regla 20-20-20, que consiste en descansar la vista durante 20 segundos, cada 20 minutos, observando un punto a 20 pies (6 metros).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Postura adecuada

A la hora de que nuestros hijos estén haciendo deberes o dibujando, es importante que mantengan una posición sana, con los pies en el suelo y la espalda a 90 grados, evitando que se acerquen demasiado al papel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La luz

La luz natural es la más recomendable y aporta ciertos beneficios, como el aporte de vitamina D o su influencia positiva sobre el estado de ánimo. Sin embargo, si el niño se encuentra en un lugar donde la luz natural es escasa, no conviene nunca que esté a oscuras, y mucho menos si está mirando una pantalla. En estos casos tendremos que optar por luz artificial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gafas de sol

Las gafas de sol no solo se usan en verano, sino que son necesarias durante todo el año en cualquier entorno en el que la luz pueda afectar negativamente a la vista. Alicia Escuer recomienda que las gafas sean homologadas y que cumplan con los estándares de calidad de la Comunidad Europea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lavarse las manos

Los niños se pasan el día tocando todo. Por esta razón, hemos de estar muy pendientes de que se lavan las manos con frecuencia y que no se tocan los ojos con las manos sucias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La alimentación, muy importante

Hemos de procurar que los niños sigan una dieta rica sana y equilibrada que les proporcione todos los nutrientes que necesitan.

Y ADEMÁS... Dieta mediterránea, ideal para los niños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil