¿Sabes cuidar bien los pies de tus hijos?

Una vez más, Pablosky nos abrió sus puertas para vivir una jornada inolvidable con tres divertidas mamás-blogueras y tres simpáticos niños y con dos expertos que hicieron del aprendizaje pura diversión: los doctores Ángel Morales y Alfredo Soriano.

image

Expertos en la materia de podopediatría, que es el área específica de podología que se encarga del cuidado del pie de los más pequeños de la casa, el Dr. Ángel Morales Ponce y el Dr. Alfredo Soriano condujeron, de la mano de Pablosky, el taller con incansable buen hacer y sentido del humor. ¿La prueba más clara? Este vídeo, en el que descubrirás los errores que cometemos a la hora de elegir el calzado de los niños. ¡Dale al play!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El equipo al completo

Afredo Soriano (izda.) y Ángel Morales (dcha.), podólogos, se reunieron con el equipo de Crecer Feliz y María José Cayuela, Esther Béjar y Paula Llanos en la tienda de Pablosky de Parque Corredor (Madrid) para pasar una entretenida jornada en la que quedaron claras varias cosas. De momento, vamos a destacar dos: la importancia de elegir el calzado adecuado para nuestros hijos desde bebés y el papel de los podólogos en el desarrollo y crecimiento de los niños. Completaban el equipo Paula y Martín, de dos años, y Sofía, de seis.

Algunas dudas y signos de alarma

Durante la amenísima charla de los dos doctores –prueba de ella es el práctico vídeo que encontrarás en este contenido–, las tres mamás tuvieron la oportunidad de preguntar dudas y resolver algunas cuestiones. Por ejemplo, una vez que somos conscientes de la relevancia de llevar a los niños al podólogo... ¿qué edad es la adecuada? Pues bien, no hay una fecha concreta y, aunque todos deberían ir a edades tempranas, hay ciertas señales de alarma que nos dicen que urge acudir a la consulta: calzado que se deforma hacia adentro, rodillas que miran hacia el interior, piernas en forma de equis, dedos montados, uñas que se clavan... Y si el niño camina de puntillas o se cae mucho, también debes llevarlo cuanto antes.

Para los más pequeños

Martín y Paula pusieron la guinda más divertida. Calzados con sus Pablosky, no pararon de reír, jugar, corretear y... ¡disfrutar! Tienen dos añitos y es lo que cabe esperar. Pero, ¡ojo!, a estas edades hay que estar muy vigilantes con su forma de caminar y moverse y hay que calzarlos adecuadamente, con zapatos flexibles que sujeten bien su pie. Pero la "vigilancia" debe de empezar mucho antes. Cuando son bebés, hay que prestar atención a la forma en la que crecen las uñas (no deben clavarse) y, cuando comienza el gateo, hay que estimularlos para que fortalezcan la musculatura, por lo que no es aconsejable el uso del tacatá, según explicaron los expertos.

¿Qué calzado poner a los bebés?

Cuando los bebés comienzan con el gateo, conviene proteger sus pies pero con un calzado totalmente flexible, adaptable y de calidad para asegurar el confort y la libertad absoluta de movimientos. Con este fin, Pablosky ha desarrollado la tecnología StepEasy, preciosos zapatos para nuestros bebés que, además, cuidan de sus uñas para que no sufran impacto.

Sofía, una estudiante aplicada

Sofía, más formalita, pasó buena parte del tiempo pintando y jugando e incluso, como veremos más adelante, ayudó a los doctores a explicar algunas cuestiones. A sus seis años, alterna las deportivas –como las que lleva en la imagen, de Pablosky– con zapatitos, y es que, según explicaron los expertos, es conveniente cambiar de calzado con frecuencia, sobre todo si se usan zapatos tan planos como las manoletinas. También nos recordaron que no es saludable "heredar" zapatos (suelen estar deformados) de los hermanos mayores y que el peso de la mochila del cole no debe superar el 10%-15% del peso del niño.

Y ejercicios en casa

A lo largo del taller, los expertos nos enseñaron algunos ejercicios que pueden mejorar la salud de los pies de nuestros hijos. Ahí van: caminar de puntillas y talones de un lado a otro de su habitación, agarrar una toalla o canicas con los dedos y coger lapiceros, tal como hizo Sofía, un ejercicio que ayuda a trabajar la fuerza. Muy útil y saludable.

A todo color

La nueva colección Primavera-Verano de Pablosky, además de presentar texturas y colores propios de la temporada, no pasa por alto los pilares del calzado infantil: comodidad, ligereza y adaptibilidad. Todo, pensando para cuidar los pies que están creciendo.

Trucos caseros

...pero muy profesionales. Bastará adherir a las rodillas del niño con un poco de papel celo dos pajitas –sí, de las de los refrescos– con la parte corta pegada a la ropa y la parte larga apuntando al frente –tal como se muestra en la imagen– para saber si el pequeño tiene algún problema en esta articulación. Si las pajitas no quedan en paralelo, sino que "se miran" o "se separan", debemos llevar al niño al especialista. Las rodillas de Sofía, que fue una eficaz ayudante, están estupendamente.

El modelo ideal

Martín hizo de modelo ante la atenta mirada de su nueva mejor amiga, Paula. Él nos ayudó a entender otra de las claves del calzado de los niños: la sujeción. Según palabras del doctor Morales, en las edades más tempranas –como los dos tiernos años de Martín–, es recomendable usar belcros de ida y vuelta –como los que llevan las zapatillas de la imagen, de Pablosky–. Cuando él ya sepa hacer lazadas, podrá usar zapatos acordonados.

Otras dudas

María José Cayuela, de Blog de Moda para tu Bebé, Esther Béjar, de Me Pica la Etiqueta, y Paula Llanos (@paulallanos) charlaron con los expertos y estuvieron evaluando la importancia del buen calzado para el correcto desarrollo de los niños. ¿Un dato de lo más sorprendente? Hay patologías del pie que tienen su reflejo en la lectoescritura. Si un bebé no gatea, no tiene por qué desarrollar problemas futuros, sin embargo, los niños que han desarrollado problemas psicomotores sí que se ha visto que han tenido alteradas la fase de gateo, la marcha y/o el desarrollo del pie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil