¿Cómo le protejo de la meningitis B?

Una enfermedad potencialmente peligrosa para la que existe vacuna (no incluida en el calendario oficial).

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Casos aislados que preocupan a los padres

En ocasiones, aparece información en los medios de comunicación sobre alguna muerte infantil causada por meningitis que, aunque sea una situación muy rara y aislada, sobresalta y preocupa a los padres. Es cierto que las autoridades sanitarias y los pediatras advierten que estos casos no están vinculados con ningún brote o epidemia de meningitis en nuestro país y que, en concreto, el último caso de fallecimiento de una niña de 9 años en Manresa fue causado por meningococo C, para el que sí existe vacuna financiada por la Seguridad Social (a pesar de que la pequeña no estaba vacunada).
Pero independientemente del mensaje tranquilizador, estas malas noticias afectan mucho a los padres. El miedo surge porque cuando esta enfermedad ataca a la población, en un 80% de los casos, lo hace en menores de 10 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Recomendada, pero no incluida en calendario oficial

El reciente suceso de fallecimiento en Manresa fue ocasionado por meningitis C, enfermedad para la que sí existe vacuna incluida en el calendario oficial.
Otra situación diferente es el caso de la meningitis causada por el meningococo B, para la que a pesar de existir vacuna (llamada Bexsero) las autoridades sanitarias de nuestro país no la incluyen en el calendario de vacunaciones por considerar que su incidencia es mínima y que ha ido descendiendo en los últimos años.
Aún así, los pediatras la recomiendan, la vacuna se comercializa en farmacias con receta médica, pero actualmente es difícil encontrarla en nuestro país. Circunstancia que despista a los padres: “¿qué hago? ¿sigo la indicación de mi pediatra y vacuno o no vacuno a mis hijos de esta enfermedad?”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cuántos tipos de meningitis existen?

Hay dos grandes grupos de meningitis: las víricas y las bacterianas. En principio ambas pueden mostrar los mismos síntomas, pero el pronóstico y tratamiento son muy diferentes.
Las víricas:
Son las que los pediatras llaman comúnmente las “buenas”. Es decir, las que se curan solas y no generan secuelas en los niños que las padecen. Son aquellas que no necesitan tratamiento y que pueden proceder de virus frecuentes, mayoritariamente de enterovirus.
Las bacterianas:
Son más peligrosas y sí necesitan tratamiento. Estas meningitis dejan con mucha frecuencia secuelas importantes y conllevan un porcentaje de mortalidad, ya que la infección que ataca a las meninges puede pasar a la sangre y afectar a órganos vitales. Y dentro de las meningitis bacterianas, hay varias bacterias que pueden producir la enfermedad:

-     El meningococo
-     El neumococo
-     Haemophilus influenzae

Hay que decir que las vacunas han disminuido notablemente los casos de meningitis por estas bacterias, de hecho ya casi se puede afirmar que prácticamente no hay casos de meningitis causados por Haemophilus influenzae.
La vacuna contra el neumococo también está financiada por la Seguridad Social en toda España y también se ha observado que los casos han disminuído. Pero dentro del meningococo hay diferentes tipos que se conocen como serogrupos ( A, B, C, W135 y Y), siendo el C y el B los más comunes en España.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cómo se manifiesta esta enfermedad?

Es una infección bacteriana que afecta a las meninges, las membranas que cubren el cerebro, y a la médula espinal. Se transmite a través de las gotitas expulsadas desde las vías respiratorias y tras un contacto estrecho y prolongado con enfermos que transportan el meningococo en su nariz o garganta.
Los síntomas son variados, pero los principales son:

- Fiebre alta.
- Dolor de cabeza intenso,
- Erupción cutánea muy característica (de un color rojizo o rosado que no desaparece al presionarlo a la contra).
- Inapetencia acusada.
- Sensibilidad a la luz brillante.
- Rigidez del cuello.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La gran ventaja de las vacunas

En los años 90 hubo una epidemia considerable de meningitis C, por ello se creó la vacuna del meningococo C, que lleva desde el año 2000 en el calendario vacunal.
Los casos de meningitis por este grupo bajaron mucho, pero lo que ocurre cuando se aísla a un tipo de meningococo es que casi todos los casos de meningitis que se producen actualmente son del tipo B (se producen pocos, pero el 90% suelen ser por el tipo B).
Por ello se fabricó la vacuna contra el meningococo B, llamada Bexsero, cuya venta se autorizó en 2013 en toda Europa, aunque no está financiada por la Seguridad Social Española, pese a estar disponible en las farmacias desde el 2015 con receta médica.
Hay que recordar que las vacunas no protegen al 100%, esta en concreto lo hace en un 70%, aunque los científicos siguen contrastando datos y estudiando esta estadística. Por ejemplo, en el Reino Unido, país en el que está financiada desde marzo del 2014, han observado tras varios estudios que después de la implantación de esta vacuna en su sistema nacional de salud, han disminuido los casos en un 50%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Por qué no está incluida en el calendario?

El Ministerio de Sanidad, teniendo en cuenta la disminución de casos de meningitis B (han ido bajando en los últimos años, desde casi 1,6 casos por cada 100.000 habitantes en el 2000 a 0,40 en el 2015) y que los que se producen no los vinculan a ningún brote o epidemia, no han considerado justificada la inclusión de la vacuna del Meningococo B en el calendario de vacunaciones, aunque sí que la están administrando en casos de especial riesgo de adquirir la enfermedad, como son los de las personas que ya han padecido una enfermedad meningocócica o aquellos que tengan enfermedades en los que sus defensas se vean disminuidas, con un sistema inmune muy vulnerable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dificultad para encontrar esta vacuna

La fabricación de la vacuna es un proceso largo y complejo y, en la actualidad, hay dificultades para encontrarla en las farmacias de España, aunque según indica el Ministerio de Sanidad se espera que durante este año el ajuste entre oferta y demanda se vaya estabilizando.
A pesar de que no hay motivo para alarmarse, los padres son libres de consultar con su pediatra si desean ponérsela a sus hijos (pueden hacerlo a partir de los 2 meses de edad).
¿La recomiendan los pediatras? La respuesta es sí, la gran mayoría. El motivo es que los profesionales de atención primaria confían en las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría y en los informes de los infectólogos, además de creer en los beneficios de las vacunas.
Pero independientemente de recomendarla, los pediatras insisten en que no existe ningún riesgo de epidemia de este tipo de meningitis en España. Inciden en que durante muchos años no hemos contado con esta vacuna y, sin embargo, los casos nunca se han disparado. El porcentaje de incidencia sigue siendo el mismo e incluso está bajando.
Por ello hay que estar tranquilos, pero igualmente ser consciente de que la meningitis B, no por ser una enfermedad infrecuente deja de ser peligrosa, y recordar que tiene un 10% de mortalidad y un 40% de dejar secuelas importantes al niño que la padece.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil