Cómo cuidar los dientes de los niños correctamente

Debemos garantizar que nuestros hijos adquieran buenos hábitos para cuidar sus dientes desde pequeños para evitar problemas, como la aparición de caries, en el futuro.

En general, los padres comenzamos a preocuparnos por los la salud bucodental de nuestros hijos cuando ya tienen los dientes definitivos. Sin embargo, es fundamental anticiparnos a problemas futuros y animarles a que comiencen a cuidar sus dientes desde pequeños y cuando todavía tengan los dientes de leche, ya que la realidad es que 1 de cada 3 niños de entre 5 y 6 años tiene caries, según la última encuesta de salud oral en preescolares en España.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El problema de las caries en los dientes de leche no es temporal, sino que puede traer consecuencias en el futuro, según la Dra. Beltri, presidenta de la Sociedad Española de Odontopediatría (SEOP), “existe una clara relación entre incidencia de caries en dientes de leche e incidencia de caries en dientes permanentes”.

Por ello, para sensibilizar a los padres de la importancia de incorporar hábitos de salud bucodental desde la infancia y para prevenir futuros problemas bucales en niños, Orbit®Pro, junto con la SEOP y miembros de la comunidad de Madresfera han creado el "Manual Boquiabiertos”, que, entre otras informaciones de gran interés, incluye 4 consejos fundamentales para cuidar la salud bucodental de los más pequeños:

  • Visitar al odontopediatra antes de cumplir el primer año: de esta forma, este profesional podrá revisar desde el principio el crecimiento de la mandíbula de nuestro hijo y la correcta erupción de sus dientes, así como prevenir e identificar la aparición de caries.
  • Utilizar pasta con flúor: hemos de procurar que nuestros hijos se laven los dientes al menos dos veces al día, con un cepillo con cerdas suaves y con pasta con flúor (concentración 1000 ppm hasta los 3 años, después se puede aumentar hasta 1440 ppm, siempre previa consulta al especialista). Además, no hay que mojar el cepillo con agua antes de lavarse los dientes ni enjuagarse la boca. El niño ha de cepillarse los dientes con poca pasta y escupirla cuando haya acabado, de esta manera sus dientes remineralizarán el flúor de forma correcta.
  • Controla el número de comidas diarias: hay que dejar el tiempo suficiente entre una comida y otra ya que, de lo contrario, la saliva no es capaz de neutralizar los ácidos de la placa y los dientes pueden perder minerales importantes, facilitando la aparición de caries.
  • Motivar a nuestros hijos: hemos de supervisar que nuestros hijos se laven los dientes de forma correcta mínimo hasta los 7 u 8 años. Es muy importante que los niños adquieran este hábito y será mucho más fácil que lo consiga si lo ve como un momento divertido (cepillos divertidos, lavarnos los dientes en familia…).
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    El “Manual Boquiabiertos” ofrece muchas más recomendaciones que te serán de gran utilidad para garantizar la salud bucodental de tu hijo y lo puedes encontrar en Boquiabiertos.es, la web educativa que trata de inculcar a los más pequeños la importancia de tener unos dientes sanos y limpios.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Salud infantil