El cuidado de los dientes de los niños en 7 claves

Para evitar caries y cuidar la salud de dientes y encías, el cepillado es clave... y algún truco más. Desde el nacimiento, ayuda a tu hijo a mantener una boca perfecta.

Que tus hijos tengan una dentadura sana y fuerte depende en gran medida de que empiecen a cuidarla desde bien pequeñitos. Estas 7 pautas son claves para una buena higiene bucodental:

* Limpia sus encías desde el primer mes. Nunca es demasiado pronto. Antes de que salgan los dientes hay que retirar restos de alimentos de las encías con una gasa humedecida o un dedal de silicona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

* Un buen cepillado: Si en los últimos años no has acudido a un odontólogo para revisar la forma de cepillar los dientes, estás anticuado. Ahora se hace partiendo de la parte más interior de la encía hasta el final del diente. De forma vertical y limpiando primero los de arriba –también por dentro– y luego los de abajo. Y siguiendo siempre el mismo orden, para no olvidar ninguno.

* ¿Sellar o no sellar? Sellar es poner un film o cubierta a los molares una vez salen los definitivos. Esta protección dificulta la caries, pero no es recomendable para todos los niños. ¡Pregunta a tu odontopediatra!

* ¿Odontólogo u ortodoncista? Los dos son necesarios para la cuidar la salud bucal de tu hijo. “Hay que visitar al odontopediatra a partir del primer año de edad o del primer diente, y cada año. A partir de los 7 años, el ortodoncista podría comenzar con algún tipo de aparatología removible, y a los 12 o 13 años empiezan los tratamientos de ortodoncia fija”, explica el doctor Xavier Calvo.

* No subestimes sus dientes de leche. Los dientes temporales son básicos para el crecimiento del niño. Perderlos antes de tiempo (por caídas, mala higiene...) o desarrollar caries en ellos, es TAN grave como en los definitivos.

* El cepillo perfecto. Del nacimiento al primer diente, usa un dedal de caucho o una gasa humedecida en el dedo. Cuando le estén saliendo los primeros dientes, un cepillo suave de pequeño cabezal. A partir del año hay marcas que tienen cepillos perfectos para ellos (filamentos blanditos y pequeños, para llegar a los rincones de su boquita) y que, además, son fáciles de manejar por los padres.

* ¿Qué hacer si se rompe un diente? Si se le rompe un diente, o una parte, aunque no sea de los definitivos, mételo en leche y ve por urgencias al odontólogo: se puede pegar y, recién caído o roto, todo tiene remedio...

ADEMÁS...

--> Cómo cuidar los dientes de los niños

--> Cómo limpiar los dientes de leche

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil