Así afectará la primavera a los niños alérgicos este año

Llega la primavera y con ella, las alergias. Si tu hijo padece de hipersensibilidad, descubre algunos remedios caseros que pueden frenarla.

Cuando una persona padece alergia, su sistema inmunológico reacciona de forma desmesurada ante un agente externo que considera nocivo. Una de las principales causas de este tipo de reacciones son las plantas, el polen y el polvo, y este es el motivo por el que en primavera, con la polinización, hemos de tener mayor cuidado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cuál es la causa de la alergia primaveral?

Durante la primavera, las plantas producen el polen y lo transmiten a la atmósfera. En ella, se mezclan con todo tipo de sustancias químicas resultantes de la contaminación y crean compuestos complejos que el sistema inmunitario entiende como dañinos y reacciona ante ellos mediante diferentes síntomas.

Las plantas que más habitualmente producen este tipo de reacciones son el olivo, el ciprés, las gramíneas o el platanero.

Así afecta la alergia primaveral

El picor de nariz, la mucosidad o la tos, la rinitis, el enrojecimiento, la urticaria, el asma, la sensibilidad a la luz o la conjuntivitis son algunos de los síntomas más habituales de la alergia primaveral. Podemos decir que las reacciones más habituales durante esta época del año son las que afectan al sistema respiratorio o dermatológico. Este tipo de reacciones perjudican a los niños en su rendimiento diario y por ello es importante poner medidas cuanto antes.

Algunos remedios caseros

Existen algunos remedios caseros muy útiles para moderar las reacciones alérgicas. Sin embargo, no son sustitutivos de los antihistamínicos que recete el alergólogo. La forma más importante de enfrentarse a este tipo de reacciones es, por supuesto, acudir a un especialista y cumplir con todas sus resoluciones.

Según una investigadora de la Universidad de Reading, una dieta rica en antioxidantes y omega-3 ayuda a paliar los síntomas de la alergia primaveral. En este sentido, recomienda comer cinco raciones de fruta y verdura diarias, consumir de forma equilibrada grasas ácidas, el té verde, tomar productos probióticos como el yogur o aumentar la ingesta de ácidos grasos omega-3 (pescados azules, huevos). Por otro lado, determina que la vitamina C es beneficiosa para las personas que sufren alergia al polen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Algunas recomendaciones para la alergia

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Crónica (SEAIC) recomienda una serie de medidas para reducir los síntomas de la alergia.

  • Estar pendiente de los niveles de polen de tu ciudad a través de aplicaciones como Polen Control.
  • Controlar las horas al aire libre. Especialmente durante la mañana y la noche, ya que son los momentos en los que más polen se acumula en el ambiente.
  • Cerrar las ventanas. Es recomendable mantener cerradas las ventanas para evitar que el polen entre en las viviendas y airearlas durante poco tiempo y preferiblemente a mediodía.
  • Usar gafas de sol. Las alergias afectan de forma habitual a los ojos, por lo que es recomendable resguardarlos.
  • Viajar en el coche con las ventanillas subidas.
  • Cambiarse de ropa nada más llegar a casa.
  • Usar filtro antipolen en el coche y purificadores de aire en casa.

    Y por supuesto, acudir al médico. Tan solo él es capaz de evaluar cada caso, sus necesidades y determinar qué medicamentos son los más adecuados para cada niño.

    Y además...

    --> Mi hijo es alérgico, ¿qué hago?

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Salud infantil