Un hospital infantil... con mucho arte

La psicología del color y estudio de las emociones, las claves de Believe in Art para pintar las paredes del hospital de Zaragoza.

“Pintarse la cara color esperanza, tentar al futuro con el corazón…”. Aquella canción de Diego Torres vive ahora en Aragón. Cada vez son menos las paredes de los hospitales infantiles que en esta comunidad conservan su característico color blanco. María Luisa Grau y Beatriz Lucea Valero, responsables de la asociación cultural sin ánimo de lucro Believe in Art, llevan años trabajando y ahora el hospital de Zaragoza se suma a la lista de sus espacios decorados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

De ahora en adelante los peques de la UCI Neonatos del Hospital Materno Infantil de Zaragoza tendrán un entorno más agradable gracias al trabajo de cantidad de poetas, ilustradores y otros artistas voluntarios que, bajo el paraguas de la mencionada asociación, introducen la creación artística en el ámbito del hospital. Contribuyen así a la mejora del día a día de quienes padecen ingresos de larga estancia.

El trabajo de los “arte- sanos”

Believe in Art cree en el poder mitigador del arte, en la humanización de los espacios y en la capacidad de un colectivo de artistas de evitar que el desarrollo de la imaginación de los pequeños se vea truncado por problemas de salud. La asociación funciona gracias a la aportación de los socios, de pequeñas empresas y a la colaboración desinteresada de quienes se hacen llamar “artesanos” por que se dedican a “sanar con arte”.

La pintura, el espacio, la inteligencia emocional, el bienestar y la psicología del color son las claves de su trabajo. Y todo lo condimentan con mucho amor. Tanto que Believe in Art ha recibido ya dos premios: el de la Asociación Aragonesa de Críticos de Arte en 2014 y el premio PROCURA en 2015. Su labor no persigue fines económicos porque, como dice la canción, “vale más poder brillar que solo buscar ver el sol”. Además, saben que un poco de color puede cambiar la vida de los niños y hacer más ameno su paso por el centro. ¿Se puede pedir mejor recompensa?

“Cambiar el aire depende de ti”, sigue la canción

Para colaborar solo tienes que visitar su web.Puedes hacerte socio o contribuir puntualmente. Con iniciativas como esta, podemos estar convencidos de que, como canta Torres, “la vida cambia y cambiará”. Los niños se sienten acompañados gracias a los dibujos y nunca se cansan de ellos porque los artistas diseñan los dibujos en función de la enfermedad que padezca cada cual, del estado de ánimo asociado a la misma y del tiempo que el paciente vaya a quedarse en el hospital.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Quieren llenar de sonrisas las habitaciones de todos los hospitales infantiles de Aragón y no van por mal camino. Iniciativas similares a la de Believe in Art se han puesto ya en marcha en alguna otra ocasión. De hecho, el Departamento de Cultura, Deporte y Juventud y el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra iniciaron en marzo un proyecto de colaboración para mostrar obras de artistas jóvenes en los centros hospitalarios de la Comunidad foral. Esta claro que el arte de verdad puede sanar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil