Avances que ayudan a los niños con diversidades funcionales

Con esta y otras iniciativas, este peque lo tendrá mucho más fácil. ¡Bien por la tecnología aplicada a la salud infantil!

¿Quién iba a decirnos hace unos años que una impresora 3D podría crear una prótesis mecánica de brazo a partir de materiales biodegradables? Es más ¿quién iba a decirnos siquiera que una impresora en tres dimensiones pudiese existir? Las grandes ideas surgen de la necesidad. ¿Cómo puede dibujar o escribir, manejar un móvil o una tableta un niño que tiene una diversidad funcional en sus extremidades superiores? Parece complicado ¿verdad? Pero, afortunadamente, al ritmo que avanzan las nuevas tecnologías, cada vez son más los sueños susceptibles de convertirse en realidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Así, Nación Pirata, una empresa que nació a mediados de 2016 para ofrecer gafas de sol a personas con discapacidad, en colaboración con el grupo de investigación Autofabricantes, del espacio municipal Media- Lab Prado, ha creado un bracito especial para que todos los niños que requieran de una prótesis así puedan crecer felices. Este proyecto, que se llama Supergiz, se ha hecho posible también gracias a la Fundación Rafa Puede, una organización sin ánimo de lucro, de nacionalidad española y con reconocimiento de Utilidad Pública, nacida para favorecer la autonomía de las personas con discapacidad.

Supergiz es una prótesis de brazo que, con un sistema de gadgets, permite a los niños con diversidades funcionales en sus extremidades superiores realizar distintas actividades. No hay que tener miedo a que se caiga o se estropee, o al menos no tanto como podría tenerse hasta ahora porquesu coste es mucho más bajo que el del resto de prótesis que existen en el mercado.

Del mundo un lugar mejor

Este invento es un reflejo más de los grandes esfuerzos que se están haciendo alrededor del mundo para conseguir la inclusión en la sociedad de los niños a los que se les ha presentado un reto que superar. La lista de inventos no para de crecer. ¿Conoces ya Toy Like Me? Es una institución sin ánimo de lucro que fabrica juguetes que reflejan las necesidades especiales de los niños con diversidades funcionales. ¿Y la empresa Makie? Desde Reino Unido ofrece a las familias la posibilidad de diseñar una muñeca personalizada. De esta manera, se le pueden atribuir las mismas necesidades que al peque de la casa.

Es maravilloso pensar que ciencia y tecnología pueden fundirse en un horno único que dé como resultado creaciones tan beneficiosas para la sociedad. Sobre todo cuando sabemos que, según los datos de la Organización Mundial de la Salud, alrededor de un 15% de la población mundial vive con algún tipo de discapacidad. Pero aún queda mucho por hacer porque “incluso en los países de ingresos altos, entre el 20% y el 40% de las personas con discapacidad no ven por lo general satisfechas sus necesidades de asistencia”. Así lo confirma el último informe de la OMS y por eso sabemos que está en nuestra mano usar la imaginación para acabar con la exclusión. Nación Pirata ya va a organizar una serie de talleres para que los niños creen inventos y hagan del mundo un lugar mejor en el que cualquiera tiene su hueco y merece cuidado y respeto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil