Buenos hábitos contra la obesidad infantil

Prevenir que tu hijo tenga sobrepeso está en tu mano. ¿El secreto? Enseñarle a comer bien, a mantenerse activo y a descansar lo suficiente.

Ya nadie lo duda: los hábitos de vida influyen en la aparición de problemas de peso. Y si tenemos en cuenta que en nuestro país un 18% de los niños padece obesidad y un 26% sobrepeso, es evidente que debemos echar un vistazo a los de nuestros hijos para poner freno al problema. ¿Cómo lograrlo?

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una buena alimentación

Hasta los 18 o 24 meses, el bebé lleva una alimentación diferente al resto de la familia. Y si respetas las pautas marcadas por el pediatra, tu hijo no tiene por qué sufrir problemas de peso. Pero a partir de esta edad, cuando ya comparte el ritmo de comidas de la familia, pueden surgir caprichos y manías con la alimentación que conviene atajar a tiempo.

En este sentido, lo importante no es sólo lo que come tu hijo (ya sabes que su dieta debe ser variada y equilibrada) sino cómo lo come. Y la mejor herramienta para enseñarle a hacerlo correctamente es tu ejemplo. Gracias a él y a estas pautas, estará sano y bien alimentado.

  • Deja que desayune sin prisas. Y no permitas que vaya nunca al colegio sin desayunar, como hacen un 10% de niños españoles.
  • En las comidas y en las cenas, dale de comer lo mismo que al resto de la familia (adaptando algo a sus necesidades si hace falta).
  • Enséñale a comer lentamente. Pero sin ver la tele ni levantarse continuamente de la mesa.
  • Si le das a probar un nuevo alimento, que sea al principio de la comida. Hay menos posibilidades de que le haga ascos.
  • Destierra la idea de que comer de más es bueno. Niño rollizo no es sinónimo de niño sano.
  • Planifica las comidas y dedica el tiempo necesario a prepararlas. Una de las causas de la obesidad infantil es nuestro rápido ritmo de vida, que nos quita tiempo para preparar comidas equilibradas.
  • Explica a tu hijo cómo se cocinan los alimentos y hazle partícipe del proceso de elaboración.

    Ejercicio y descanso

    Para combatir el sobrepeso y la obesidad, tan importante como comer bien es cuidar el organismo del niño, haciendo que se mantenga activo y asegurándole el descanso necesario.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    • Procura que duerma las horas que le corresponden. Diversos estudios demuestran que existe una relación directa entre la falta de sueño y el sobrepeso.
    • Haz que se mueva. Llévale al parque a diario, salid de caminata los fines de semana, acostúmbrale a subir por las escaleras en lugar de coger el ascensor, apúntale a alguna actividad que suponga ejercicio físico...
      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Más de Salud infantil