Por un uso prudente de los antibióticos

Papás, recordad que estos fármacos han de utilizarse bajo prescripción médica y es necesario cumplir la posología (dosis y hora adecuadas) y la duración del tratamiento.

Del 14 al 20 de noviembre se celebra La Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos, teniendo el día 18 como el Día Europeo del uso prudente de antibióticos.

Durante estos días se busca concienciar a la población sobre la resistencia a los antibióticos para así promover buenas prácticas entre la población, los trabajadores sanitarios y los encargados de establecer políticas para evitar la aparición y expansión de estas resistencias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hacemos un llamamiento a todos los papás para que manejéis los antibióticos con cuidado.

Enfermedades como la gripe y ciertas infecciones de garganta son producidas por virus y el uso de antibióticos no es eficaz para tratarlas.

Por eso este medicamento ha de utilizarse bajo prescripción médica para tratar las infecciones bacterianas.

Un mal uso de estos fármacos puede hacer que nuestro cuerpo cree resistencias que impidan que en un futuro sean efectivos en nuestro organismo.

A la hora de tomar antibiótico recordad:

- Este medicamento nunca se debería compartir o guardar para ocasiones futuras.
- Aunque el peque ya se encuentre mejor no interrumpas el tratamiento, termina la pauta establecida por el pediatra. Tampoco le des más días si te ha sobrado fármaco.
- El pediatra te estipulará una cantidad según el peso corporal de tu hijo por lo que darle menos puede resultar ineficaz.
- Prestad atención a la hora o la frecuencia pertinente: si es cada ocho horas, cada 24…
- No todos los antibióticos pueden mezclarse con zumo, leche… Consúltalo con el pediatra o el farmacéutico antes de hacerlo.
- A veces tienen efectos secundarios como diarrea, acude al médico para comentárselo pero no dejes el tratamiento de repente sin su consentimiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil