¡Este verano no olvides ponerle las gafas de sol!

Los ojos de los niños son muy sensibles, por eso no debes olvidar ponerles gafas de sol para protegerles de las radiaciones y evitar así los efectos nocivos de los rayos UV.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Seguramente nunca olvidas poner a tus hijos la crema del sol para proteger su piel, y en caso de que te despistes, hay cientos de campañas que nos lo recuerdan día a día.

Pues bien, igual de importante que cuidar su piel es proteger los ojos de los más pequeños de las radiaciones solares.

Un 98% de los niños no utiliza gafas de sol, por eso El Col•legi Oficial d’Òptics Optometristes de Catalunya y la Cruz Roja han puesto en marcha una campaña para concienciar a todos los papás de la importancia de su uso, ya que los ojos de los pequeños son más sensibles que los de los adultos y la exposición excesiva al sol tiene un efecto acumulativo e irreversible.

Hasta los 25 años el ojo no se desarrolla por completo, y cuanto más pequeños somos más cantidad de radiación llega directamente a la retina, a la parte más delicada del ojo.

Los principales efectos nocivos de los rayos UV en los niños son la aparición de conjuntivitis o queratitis. También pueden causar patologías oculares más graves, como alteraciones agudas de la córnea, lesiones degenerativas y quemaduras agudas en la retina. Por eso, a partir de ahora procura no salir de casa sin sus gafitas de sol, ¡incluso en los días nublados!

Y recuerda que para garantizar una buena protección debes adquirir las gafas en establecimientos sanitarios de óptica (óptica y secciones de óptica de farmacias), asimismo se recomienda el uso de lentes marrones o grises ya que modifican menos los colores, las monturas de plástico y completar la protección con sombreros, gorros o viseras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil