Pon en práctica la regla de la MIRADA

Durante los dos primeros años, es prioritario detectar posibles problemas en la vista del niño y ponerle remedio. Para lograrlo sigue estos consejos.

En los dos primeros años del niño, una de las mayores fuentes de información es el aprendizaje visual. De ahí que sea vital detectar cuanto antes cualquier anomalía en su vista.

Según Raquel Ferri, directora de Tendencias de Visionlab, hay síntomas que pueden hacernos sospechar que el niño tiene un problema en la vista: enrojecimiento constante de los ojos, parpadeoy picor continuo, fruncimiento del ceño para enfocar, desviación de alguno de los ojos, etc.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y hay que estar atentos a las preferencias que muestra el niño en sus actividades: rechazar algunas puede revelar problemas visuales de cerca o de lejos.

Prevenir es fundamental

Y, según la especialista, para lograrlo hay que seguir la regla de la MIRADA:

  • Malos hábitos. Haz saber a tu hijo la importancia de no tocarse nunca los ojos con las mano sucias.
  • Iluminación. Durante el juego del niño o mientras pinte y vea cuentos, la luz ha de ser buena, ya que su carencia obliga a forzar la vista.
  • Revisión. Además de las consultas al pediatra y al oculista, debe acudir a su óptica una vez al año para revisar posibles cambios.
  • Aire libre. El deporte y actividades en el exterior ejercitan la visión, pero hay que protegerse frente a los efectos de los UV, sobre todo en playa y montaña.
  • Dispositivos electrónicos. Su uso ha de ser prudente, según cada edad.
  • Alimentación. Una dieta sana y equilibrada, con frutas y verduras ricas en betacarotenos, es lo mejor para la vista.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Salud infantil