Nuestra salud, muy buena... por ahora

Un informe de la OMS destaca la buena salud de los españoles, pero advierte de que el aumento del sobrepeso puede hacer que estos datos cambien en el futuro. Nuestra labor como padres es esencial para evitarlo.

Buenas noticias, aunque con matices, sobre la salud de los españoles. Según el informe sobre 53 países europeos que acaba de ser presentado por la Organización Mundial de la Salud, el nuestro presenta datos muy positivos.

Destaca por ejemplo nuestra esperanza de vida: 85,5 años para las mujeres (la más alta de los países analizados) y 79,5 años para los hombres. Estos resultados se deben a una mezcla de estilo de vida y dieta, aunque también influye el sistema sanitario.

Además, el informe concluye que las principales causas de mortalidad en España (enfermedades infecciosas, enfermedades no transmisibles y causas externas, como accidentes y envenenamientos) están descendiendo y se encuentran en línea o por debajo de la media europea.

Por último, el consumo de alcohol ha descendido de forma similar a lo que ha ocurrido en otros países y el de tabaco también, en este caso a un ritmo mayor que en el resto de Europa.

Padres implicados contra la obesidad

Sin embargo, los expertos advierten de que estos buenos datos están en riesgo debido al aumento del sobrepeso y la obesidad (actualmente 6 de cada 10 europeos son obesos o sufren sobrepeso). En España, que supera la media, este problema afecta a un 23% de niños menores de 11 años y a un 16% de adolescentes de 15 años.

Y ahí es donde los padres tenemos mucho que hacer por la salud de nuestros hijos.

De nosotros depende conseguir que nuestros niños no abandonen la famosa dieta mediterránea uno de los puntos claves para combatir la obesidad desde los primeros años. Pero además, es esencial fomentar en ellos el ejercicio físico, que los jóvenes practican cada vez menos.

¿Algunas ideas para conseguirlo? Llevar a los niños al parque todos los días aunque solo sea un ratito, reducir el tiempo que pasan frente al televisor y otras pantallas, salir al campo los fines de semana, elegir actividades extraescolares que supongan actividad física, realizar juntos algún tipo de deporte (montar en bici, caminar...).

Solo de esta manera conseguiremos que en el futuro estos datos que hoy son tan positivos sigan siéndolo y nuestros niños gocen de una salud de hierro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil