Actividad física, ¡que no le falte!

Para mantener la salud, los especialistas recomiendan realizar una hora de actividad fisica de moderada a vigorosa al día, hábito que se debe iniciar desde edades muy tempranas.

¿Cuántas horas al día juega tu hijo en el parque? ¿Cuántas veces queda con amigos para practicar algún deporte? Seguramente, menos de las recomendables para mantener un estilo de vida saludable. ¿Has valorado como se merece el tipo de alimentos que toma tu hijo para obtener la energía que precisa para su día a día?

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Según los datos del estudio científico ANIBES (Antropometría, Ingesta y Balance Energético en España) presentado en el 63 Congreso de la Asociación Española de Pediatría y celebrado en Bilbao, los niños españoles de entre 9 y 12 años, que realizan un grado moderado de actividad física, son el único grupo de edad que cumple las recomendaciones europeas de ingesta total de energía diaria: una ingesta media de 1.960 calorías al día, frente a los adolescentes con edades entre 13 y 17 años, cuya media de calorías diarias es de 2.018.

Entre los datos mostrados en dicho estudio, destaca que nuestros niños y adolescentes, "consumen más proteínas que las recomendadas (16% de la ingesta total entre los más pequeños y 16,2% en adolescentes), al igual que grasas (38,9% en niños y 38,1% en adolescentes), pero su consumo de hidratos de carbono es inferior a las recomendaciones (43,8% en niños y 44,4% en adolescentes)", subraya el Prof. Dr. Varela-Moreiras. "Estos datos muestran un perfil calórico desequilibrado".

Los cereales es el grupo de alimentos que mayor energía aporta al grupo de población de niños y al de adolescentes (30,4% en niños y 31,1% en adolescentes), seguidos de carnes y derivados (15,3% en niños y 16,2% en adolescentes) y aceites y grasas (10,4% en niños y 9,8% en adolescentes).

Para mantener una buena salud y prevenir la obesidad niños y adultos debemos tener en cuenta el concepto de balance energético, es decir que es primordial ingerir la misma cantidad de energía que la que gastamos. Sin embargo, la obesidad en la infancia y adolescencia en España se sitúa todavía en tasas muy elevadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para la Prof. Dra. Marcela González-Gross, Catedrática de Nutrición Deportiva y Fisiología del Ejercicio de la Universidad Politécnica de Madrid. "los factores de riesgo de enfermedades crónicas se establecen durante la infancia y la adolescencia, por ello, la adopción de un estilo de vida saludable es deseable desde edades tempranas y es aquí donde el pediatra juega un papel primordial para incentivar la práctica deportiva desde la infancia".

Tal y como continúa explicando esta especialista, "existe consenso científico que indica que los niños y adolescentes deben practicar al menos una hora de actividadfísica de moderada a vigorosa al día, es decir, la práctica de algún deporte o actividad de intensidad similar, al menos 5 días a la semana o preferentemente todos los días. Asimismo, las actividades sedentarias no educativas no deben exceder las 2 horas al día".

Por vuestra salud y calidad de vida, aprovecha el mayor tiempo de ocio que ofrecen las vacaciones veraniegas, para practicar con tus hijos algún tipo de actividad física como salir a correr, patinar, montar en bici, nadar, etc. y desconecta consolas y videojuegos. Lleva a tu hijo al parque para que salte y juegue todos los días y cuando vuelva al cole, plantéate apuntarle a algún deporte colectivo o individual. Una buena iniciativa a la que os podéis sumar mamá y papá.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil