Alivios efectivos para las molestias de la dentición

Aunque lo más probable es que tu bebé no los necesite, no está de más que conozcas estos remedios y los tengas en cuenta.

Muchos bebés casi ni se enteran de que les están saliendo sus dientes.

“A veces el bebé se introduce los dedos en la boca simplemente porque forma parte de su mecanismo de exploración, no porque tenga dolor de encías”, explica la doctora Camila Palma.

Para los que sí sufren molestias, existen varios remedios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Frío local

Al ser un vasoconstrictor, disminuye la inflamación local. Por ejemplo, podemos ofrecer al niño un chupete o un juguete que hayamos guardado previamente en la nevera (¡no en el congelador!). Es una buena opción.

Mordedores

Hay decenas de opciones de todas las marcas en las farmacias. La mayoría están fabricados en silicona.

“Los mordedores de palito son muy aconsejables, el niño lo coge con su mano y lo introduce directamente allí donde le molesta”, recomienda la odontopediatra.

Masaje gingival

Frota suavemente las encías con un pañito especial o con tu dedo bien limpio, previamente sumergido en agua muy fría.

Geles y cremas

Se extienden sobre las encías, siempre que no contengan alcohol, azúcar o anestésicos.

Cepillo de bebé

Un pequeño tubo en forma de dedal con unas suaves cerdas de silicona en la cabeza que masajean sus encías (¡a los niños suele encantarles!).

Analgésicos

Sólo en el caso de que haya una inflamación de las encías (y, por lo tanto, exista una patología), el odontólogo puede prescribírselos a tu hijo.

Homeopáticos

Una alternativa a los medicamentos tradicionales es la homeopatía, a base de belladona, camomila o salvia. “Es totalmente inocuo, se puede emplear”, comenta la doctora Camila Palma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil