Qué hacer en casa si tu hijo tiene una alergia respiratoria

Con unas mínimas precauciones y cambios en el hogar y con unas indicacioness prácticas, puedes lograr que la casa donde habita un niño con alergia respiratoria, o su entorno, sean aptos y confortables para él. Toma nota de estas recomendaciones.

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergia y Asma Pediátrica (SEICAP), en sus informes sobre evitación de alergenos, hace una serie de recomendaciones que puedes poner en práctica en cualquier momento y que pueden contribuir notablemente al bienestar de tu hijo

Para niños alérgicos a pólenes

Ante todo, hay que conocer la planta que provoca el problema, saber en qué época poliniza (mira www.polenes. com), localizarla en tu ciudad y evitar las zonas en las que se encuentra. Además:

  • Los días de viento, secos y soleados hay más polen ambiental. Reducir el tiempo de permanencia en la calle (sobre todo de 19 a 22 h).
    • Ventilar la casa, media hora, a primera hora del día y después mantenerla cerrada, incluso por la noche.
      • El niño debe salir a la calle con gafas de sol para reducir el contacto directo del polen en los ojos.
        • No debe ir en bicicleta por parques o jardines. Si viaja en coche, siempre con las ventanillas cerradas.
          • Lavar y pelar frutas y vegetales de consumo en crudo, ya que pueden tener granos de polen pegados. No debe consumir miel o jalea real.
            • No tender a secar su ropa ni la de su cama en el exterior en los días de mayor concentración polínica.

              Para alérgicos a ácaros del polvo

              Las recomendaciones para evitarla incluyen toda la casa y, sobre todo, la habitación donde duerme el niño. Hay que evitar objetos que acumulen polvo como moquetas, alfombras, peluches, libros, cortinas pesadas, muebles tapizados, cojines, papel pintado y adornos en las estanterías. Además:

              • Son preferibles las paredes lisas y lavables, los suelos lavables, los mu ñecos de plástico y los visillos.
                • Su colchón no debe ser de muelles (en los huecos se acumulan los ácaros), sino de esponja, de látex o de viscoelástica. Si no puedes cambiarlo, pon sobre él una funda antiácaros. La almohada también ha de ser de estos materiales (nunca de miraguano). Conviene limpiar su colchón periódicamente con aspirador y ventilar colchón y almohada a diario. Con cierta periodicidad se deben exponer al sol (elimina los ácaros). La ropa de su cama, mejor sintética (nunca de plumas o de lana), apta para lavar a altas temperaturas.
                  • No levantar polvo a lbarrer (mejor aspirar con un aparato con filtro HEPA) y utilizar paños húmedos para limpiar el polvo de los muebles.
                    • El aire acondicionado y la calefacción resecan el ambiente. En su caso, son adecuados, pero hay que limpiar bien sus filtros regularmente

                      Alérgicos por contacto con animales

                      Los animales con pelo son los que más alergia suelen provocar. Lo recomendado en estos casos es retirar el animal del hogar. Si no es posible:

                      • Evitar que entre en la habitación del niño o que se suba a su cama.
                        • Bañarlo con regularidad con productos específicos que ayudan a reducir la cantidad de caspa.
                          • Evitar sus muestras afectuosas.

                            Por último, recuerda consultar con el pediatra o especialista cualquier duda que te surja sobre actuación en el hogar relacionada con la alergia del niño.

                            Para más infomación clica aquí.

                            ADEMÁS...

                            --> Pruebas de alergia en niños

                            Publicidad - Sigue leyendo debajo
                            Más de Salud infantil