En verano, la enuresis empeora

En verano es más fácil que tu hijo tenga algún escape. No lo regañes, trata de seguir alguno de los ejemplos que te contamos a continuación

La excitación por el viaje, el cambio de cama, el descontrol de horarios... Estas circunstancias hacen que los niños que no controlan bien el pis por la noche, tengan aún más escapes cuando salen de vacaciones.
Si es el caso de tu hijo, no le regañes (tu riña sólo empeoraría la situación). Además de no dejarle beber demasiado durante la cena, ponerle a hacer pis cuando se vaya a la cama y cuando te acuestes tú y cubrir su colchón con un protector, debes evitar que llegue exhausto al final del día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En vacaciones los niños no paran un instante y si tu pequeño se mete en la cama agotado, caerá en un sueño tan profundo que la necesidad de hacer pis no le despertará. También puedes poner una alarma en su cama que le despierte en cuanto se le escapen las primeras gotitas de pis (www.duermesek.com). Y ten en cuenta lo que últimamente aconsejan muchos psicólogos: pedir ayuda al pequeño para cambiar sus sábanas al día siguiente, no como castigo, sino como una forma de hacerle entender que le apoyamos, pero que debe esforzarse en superar su problema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil