Qué hacer para que tu hijo acabe bien el curso

A estas alturas tu hijo ya está cansado, lleva un año madrugando, haciendo deberes lo que supone un desgaste importante que hay que combatir. Prueba con un desayuno completo y no pierdas ocasión de reiros juntos. Repercutirá muy positivamente en su ánimo.

image
D.R.

Y para que termine bien el curso...

Otro problema que acarrea la astenia primaveral es que coincide con el último trimestre del curso escolar, cuando el cansancio mental de los pequeños ya es bastante acusado, y les dificulta el terminarlo con unas buenas notas.

Para que tu hijo rinda en el colegio es fundamental que haga un desayuno completo y variado. Dado que la astenia le quita el hambre, levántale con tiempo suficiente para que pueda desperezarse a gusto y le vaya entrando apetito y ofrécele un desayuno completo y variado, a base de lácteos, hidratos de carbono y fruta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además, métele un pequeño piscolabis en la cartera (una mandarina y un quesito desnatado, por ejemplo). Así aguantará sin desfallecer hasta la hora de la comida.

Una vez que salga de la escuela infantil o del cole, para que descanse la mente, habla mucho con él, pídele que te cuente cómo le ha ido y presta atención a cualquier contratiempo que le haya surgido.

También es muy sano que os riáis juntos. Las risas erradican el estrés y favorecen la liberación de endorfinas.

Otra buena idea es que le leas algún cuento relacionado con lo que está aprendiendo en clase. Al exponérselo como un juego, se mostrará más interesado y le costará menos aprenderlo que si se lo presentas como si fueran “deberes”.

Los efectos de la astenia no deben prolongarse más de tres semanas (es el tiempo máximo que tarda el organismo en habituarse a las nuevas condiciones de luminosidad y temperatura). Si a tu peque le duran más, vuelve al pediatra. Tal vez necesite una dosis extra de vitaminas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil