Cómo son los accidentes en el salón y dormitorio

Según las estadísticas, es donde menos accidentes se producen, y aún así, muchos de ellos se podrían evitar. Aumenta las precauciones si hay cerca una terraza.

Aunque haya varios adultos presentes, en el salón y a la vista de todos se producen el 10% de los accidentes (golpes y caídas, principalmente). Y en el dormitorio suceden el 17% de los percances.

Caídas

Hasta que el niño no sepa permanecer en su cama sin caerse, debe tener una barrera protectora. Si está en su cuna, el lateral siempre levantado. Hasta que camine con soltura, elimina de tu hogar las alfombras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Protege las esquinas de muebles bajos y estanterías con cantoneras, reducirás la importancia de los golpes y chichones.

Si tu salón está a varias alturas o hay escaleras en la casa, debes instalar barreras de seguridad.

El sobre de la mesa de centro debe estar totalmente despejado: ni adornos, ni monedas...

Mesita de noche

Repasa el interior de los cajones para que no llegue a encontrar nada (anillos, pendientes) que pueda ingerir, ni monedas, pilas de botón o anticonceptivos (que resultarían peligrosos si entran en su organismo).

Tareas cotidianas

Es preferible que las tareas de plancha o de bricolaje se realicen cuando el niño duerme. Si te ves en la necesidad, no dejes la plancha sola ni un instante. No conviene dejarla sobre la tabla aunque esté desenchufada ni en el suelo mientras se enfría (un niño que gatea puede desplazarse rápido y poner las manitas en ella).

En cuanto a los artículos de bricolaje, haz recuento de las piezas pequeñas (tornillos, roscas, arandelas...) que sacas, que utilizas y que guardas después.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil