Cuidados en el baño para que no ocurran accidentes

El cuarto de baño es la segunda estancia donde más accidentes se producen. Champús, tijeras, desinfectantes tienen que estar a buen recaudo ya que son muy atractivos para los niños.

El 25% de los accidentes infantiles que ocurren en el hogar se producen en esta zona. Caerse al pisar el suelo mojado o manipular jabones, champús o determinados productos de limpieza son los incidentes más comunes en esta estancia.

Al bañar al niño

No por realizarlas a diario debes descuidar las rutinas del baño. Comprueba siempre que la temperatura del agua es la adecuada (las escaldaduras están a la orden del día). Si no tienes grifo termostático, usa un termómetro de baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Protege el grifo para que no se golpee con él y coloca una alfombrilla o pegatinas con texturas en el fondo de la bañera para evitar resbalones en el agua. Un pavimento mojado es muy peligroso y en este cuarto hay muchos enseres con los que puede golpearse. Tras secarle, ponle siempre zapatillas.

Buen olor...y mejor sabor

Champús, geles, cremas de baño, etc. son muy atractivos por su color, olor y sabor; no los dejes destapados. Tras su baño, haz el esfuerzo de volver, elimina el agua de la bañera y cierra todos los tapones de los productos de higiene que has usado.

Objetos atractivos

Las maquinillas de afeitar, tijeras, cortauñas, frascos de cristal, cremas, espejos de mano etc., no deben estar a su alcance en el lavabo (recuerda, la altura de seguridad es 1,50 m).

El inodoro, si no quieres encontrar en su interior infinidad de cosas o que el niño meta la mano, debe llevar cierre de seguridad.

Cubre el grifo del bidé con un protector para que no lo manipule o cierra la llave de paso. Y quita el tapón, no sería el primero ni el último que se lo lleva a la boca.

Si tienes los medicamentos en el baño, asegúrate de que no los alcanza ni siquiera trepando sobre el inodoro.

Higiene del baño

No es una buena costumbre dejar desatascadores, desinfectantes ni jabones para el wc detrás del inodoro; para un gateador cualquier rincón es accesible.

La ingestión de estos productos es peligrosa y el contacto con ojos y mucosas también.

Tampoco dejes lejía ni otros líquidos de higiene dentro del recipiente de la escobilla. Finalizada la limpieza de esta estancia, aparta todos los productos empleados, incluidas las esponjas, y guárdalos en alto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil