Cómo prevenir accidentes infantiles en la cocina

Es la pieza de la casa donde más accidentes se producen, desde golpes a quemaduras o cortes. Debes procurar que el niño no se encuentre nunca dentro de esta estancia.

El 35% de accidentes infantiles en casa se producen en esta estancia mientras el adulto a cargo del bebé está atareado. Realizar las tareas de la cocina con prisa, con nervios y con un bebé llorando por hambre agarrado a las piernas es una nefasta combinación.

Si estás cocinando...

El niño debe permanecer fuera (hay barreras para puertas) o sentado y atado en su trona. Así evitas quemaduras por salpicaduras o por alcance de los utensilios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Jamás dejes los mangos de las cacerolas hacia afuera, existen muchas posibilidades de que se vuelquen. Protege los mandos del fuego con barrera o con cubiertas antigiro.

Los cables de los electrodomésticos han de estar sujetos y sin descolgarse por la encimera. Bloquea la puerta del horno para que el niño no se suba y llegue a los fuegos.

Las cerillas y dispositivos de encendido, déjalos en la parte más alejada de la encimera.

Los cajones

Un cajón es para él como la caja de los tesoros: todo es deseable y fácil de llevar a la boca. Pon cierres de seguridad, sobre todo al de los cubiertos (cambia el orden para que esté encima de cualquier otro y acceda a él lo más tarde posible).

Las puertas de los armarios bajos deben estar bloqueadas. Olvídate de colocar artículos de limpieza bajo el fregadero, ponlos siempre en alto. No dejes bolsas de plástico a su alcance. Y clausura el cubo de basura.

Las ventanas

Si a pesar de la indicación tienes al niño en la cocina, no dejes sillas ni accesorios que puedan servir de escala cerca de la ventana. Si ésta es accesible, no la abras (tampoco la puerta de la terraza) para evacuar el humo del cocinado. En un minuto de descuido puede ocurrir un accidente.

Lavavajillas, lavadora y secadora

Sus puertas, siempre cerradas. Cuando cargues la zona de cubiertos del lavavajillas, pon los objetos cortantes hacia abajo, para que no exista la posibilidad de que el niño se caiga sobre ellos o los coja al vaciarlo.

Y cierra cuanto antes la tapa del detergente, las pastillas son llamativas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil