Ropa que protege a los niños del calor y del sol

Bodies que mantienen la temperatura corporal constante, prendas con protección solar 30 o 50 que protegen frente a los rayos ultravioletas, ropa interior con extracto de plata y propiedades bactericidas... La tecnología aplicada a los textiles ayuda al niño a hacer frente al calor.

Los niños pequeños regulan con dificultad la temperatura corporal, no manifiestan necesidad de beber y su piel, primer mecanismo de barrera, aún no está preparada para defenderse del sol, por ello son tan propensos a los golpes de calor, a la deshidratación y a la quemadura solar.

Con las altas temperaturas estivales, además de los consejos médicos, que ya conoces, como no exponer a los pequeños al sol durante las horas de mayor rigor (desde las 12 a las 16 h) ni mantenerles a altas temperaturas, aplicarles en la piel expuesta al sol un producto con alto índice de protección solar, ofrecerles agua fresca a menudo, aunque no tengan sensación de sed, optar por comidas más ligeras y fáciles de digerir, etc., desde la Asociación Española de Productos para la Infancia (ASEPRI) a través de Marca España se recomienda a los papás y cuidadores el uso de productos textiles y de puericultura específicos para proteger a los niños contra el calor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

PRENDAS TECNOLÓGICAS CONTRA EL CALOR Y LAS RADIACIONES SOLARES

Entre estos productos de puericultura anticalor existen unos bodies capaces de neutralizar los cambios de temperatura y que mantienen el cuerpo del niño a una temperatura constante, independientemente de las variaciones exteriores.

Estas prendas están confeccionadas con un innovador poliéster termorregulador que interactúa con el portador de la prenda. Llevan una mezcla de hilos huecos, con canales, que permiten la refrigeración por evaporación cuando el niño está acalorado y sudado.

Y al contrario cuando el niño tiene frío, la fibra hueca reduce el impacto de la temperatura exterior, manteniéndole caliente. Busca la palabra Thermocool en la etiqueta de las prendas (también puedes encontrar prendas deportivas con tejidos basados en principios similares, en sus etiquetas aparece Climacool o Dri Fit).

Como ya sabes, en el parque, la playa o la piscina, los niños pequeños deben estar bajo la sombrilla, llevar gorro o visera, camiseta y bañador, pero la mayoría de la ropa pierde sus propiedades protectoras cuando se moja.

Por eso Asepri recuerda que existen prendas confeccionadas con tejidos especiales que alcanzan una protección de entre 30 y 50, incluso mojados, gracias a la incorporación de un bloqueador de rayos UV en la masa de la hilatura o a la incorporación de extractos de fibra de bambú en el tejido.

El bambú es fresco, blando, con propiedades antibacterianas, elimina con facilidad los malos olores y protege frente a los UVA (pregunta en establecimientos especializados de puericultura, mercerías y en tiendas de deporte).

Otros tejidos a tener en cuenta son aquellos que incorporan algodón orgánico, extractos de algas o de plata que contribuyen a respetar la piel y a mantener su flora, reducen la inflamación e infección y el picor en casos de dermatitis (incluida la atópica) o psoriasis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En cuanto a los zapatos, con las altas temperaturas son preferibles los de materiales naturales ligeros y flexibles o aquellos que, sin ser naturales, estén destapados o perforados y que resulten cómodos, frescos y transpirables.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil