Infecciones respiratorias y de oídos en niños

A menudo, los niños pequeños son víctimas de infecciones. La mayoría de ellas no son graves, pero conviene saber a qué nos enfrentamos con cada una de ellas.

Algunas de las infecciones más comunes que puede tener tu hijo serán de oídos y respiratorias. Por ello, es recomendable que cuides la higiene de los más pequeños. Pero, en ocasiones, no garantiza la ausencia de enfermedades.

Para que conozcas qué tipo de infecciones puede tener tu hijo, ¡toma nota! Estas son algunas de las más comunes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

AMIGDALITIS

¿Qué es? Infección e inflamación de las amígdalas. Una buena parte de los casos se deben a virus y una tercera parte a diferentes bacterias. Alergias y sustancias irritantes también las inflaman.

Síntomas: Dolor al tragar, fiebre, hinchazón de las amígdalas, enrojecimiento de la garganta, náuseas y, en ocasiones, cefalea, presencia de placas blanquecinas y ganglios cervicales hinchados.

¿Qué hacer? Si tiene edad, hacer gárgaras con agua de sal, darle paracetamol para la fiebre y el dolor y seguir el tratamiento médico indicado. El helado y las bebidas frías sin gas reducen la inflamación y el dolor.

OTITIS

¿Qué es? Es una infección localizada en el oído. Si la inflamación se produce en la piel que cubre el canal auditivo, es una otitis externa; si afecta al espacio situado detrás del tímpano, es una otitis media.

Síntomas: Dolor intenso en el oído que se agudiza al estirar el pabellón auricular (externa). Dolor que se intensifica al tocar tras el lóbulo de la oreja, al tragar o al estar tumbado (otitis media).

¿Qué hacer? Poner calor seco en la zona, lavar la nariz con suero fisiológico o nebulizador de agua salina. No interrumpir el tratamiento antibiótico indicado por el médico aunque el niño esté mejor.

BRONQUIOLITIS

¿Qué es? Inflamación de los bronquiolos causada por adenovirus y principalmente por el Virus Respiratorio Sincitial, más conocido como “virus de los bebés”, por afectarles más.

Síntomas: Síntomas catarrales con tos moderada durante 3-4 días, seguidos de una progresiva dificultad respiratoria, depresión en el pecho al respirar y tos. Puede haber fiebre ligera o alta.

¿Qué hacer? Darle de beber mucha agua para fluidificar la mucosidad bronquial, clapear la espalda para despegarla, humidificar la habitación. Algunos bebés con dificultad respiratoria deben ser hospitalizados unos días.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

RESFRIADO

¿Qué es? Es una enfermedad viral ocasionada sobre todo por rinovirus, adenovirus y coronavirus, de los cuales existen muchos subtipos. Las recaídas pueden ser por virus distintos cada vez.

Síntomas: Moco claro con rinitis acusada, acompañada de congestión nasal, ojos llorosos, tos leve, fiebre ligera, malestar general, garganta enrojecida, dolor de cabeza, falta de apetito.

¿Qué hacer? Gotas de agua salada para la nariz, extraer las mucosidades, aumentar la humedad de la habitación, paracetamol para la fiebre. No dar descongestionantes ni antihistamínicos.

LARINGITIS

¿Qué es? Inflamación de la parte baja de la garganta que afecta a las cuerdas vocales (laringe). Los virus catarrales, el humo, los gritos, un llanto fuerte y sostenido o un esfuerzo pueden ocasionarla.

Síntomas: Ronquera, imposibilidad de elevar la voz o ausencia de voz. Si va acompañada de tos perruna, respiración ruidosa y silbido al inspirar, se denomina rup o laringitis estridulosa.

¿Qué hacer? La humedad es el mejor remedio. Si la tos perruna dificulta la respiración, sacar al niño a la calle para que el ambiente frío reduzca la inflamación. El médico puede recetarle corticoides en gotas.

ESTOMATITIS

¿Qué es? Ulceración e inflamación de la mucosa que recubre la cavidad oral. Debido a la exploración que realizan los niños de los objetos con la boca, casi todos pueden tener alguna en algún momento.

Síntomas: Pueden aparecer vesículas o manchas rojizas en el paladar, las encías, el interior de los carrillos o incluso en la garganta. Según el agente causal, puede provocar fiebre leve o fiebre muy alta.

¿Qué hacer? Algunos niños se niegan a comer y a beber. Ofrécele agua y comidas frías mediante pajita. Prescinde de zumos, cítricos, salsas, tomates, etc. Suele durar siete días, puede precisar ingreso si el niño no bebe.

VARICELA

¿Qué es? Enfermedad benigna muy molesta y contagiosa producida por el virus Varicela zóster. Una vez superada, el virus puede permanecer latente en el organismo y reaparecer como Herpes zóster.

Síntomas: Tras unos días con síntomas catarrales, aparecen manchas rojizas en pecho, cara, cuello y extremidades, sobre las que aparecen ampollas y luego costras ( 5-10 días) causando intenso picor.

¿Qué hacer? Bañarle en agua templada con jabón de avena o loción de calamina, cortarle las uñas, vestirle con ropa de algodón, evitar el sol. Los antihistamínicos orales y el aciclovir reducen las molestias.

DIARREA

¿Qué es? Aumento de la frecuencia de las deposiciones que el organismo emplea para eliminar virus, bacterias, toxinas, etc. Suele durar un par de días, pero puede prolongarse una semana.

Síntomas: Heces líquidas y acuosas que pueden ir acompañadas de dolor abdominal tipo cólico y fiebre. Si dura más de 10 días, hay que descartar una intolerancia alimentaria o problema intestinal.

¿Qué hacer? Administrar dos cucharaditas de solución de rehidratación oral (de farmacia) cada 15-30 minutos. Si puedes, déjale con el culete al aire o el pañal poco apretado para evitar irritaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil