Poner a dieta a un niño que tiene sobrepeso

¿Cómo se le dice a un niño que le sobra algo de peso sin que le duela? ¿De qué modo hay que abordar con los pequeños el exceso de kilos? En la mesa también hay que tener mano izquierda con ellos.

Cómo explicar a un niño que tiene que comer menos
Mieke DalleGetty Images

Celia tiene 5 años y adora las galletas con chocolate y los batidos. Su madre solo se los da de cuando en cuando, sabe que la niña, igual que ella y que su propia madre, siempre tendrá que luchar contra el aumento de peso. Le preocupa que Celia, que aún no distingue lo sano de lo sabroso, tenga kilos en exceso, pero desconoce cómo abordar el tema sin que se sienta distinta o acomplejada.

1 de cada 3 niños españoles pesa de más

La doctora Rosaura Leis, coordinadora de la Unidad de Nutrición Pediátrica del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, recuerda que la obesidad “es la interacción entre genes y ambiente. Heredar un mal patrón de estilo de vida eleva mucho el riesgo de que los hijos se conviertan también en obesos si los padres lo son. Hay incluso un contagio social, que un amigo de la pandilla lo sea es un riesgo para el resto”.

Para la doctora Leis, que es también profesora de Pediatría en la Universidad de Santiago, la mejor manera de plantearles a los hijos cuestiones como que el exceso de peso es malo a corto y largo plazo es la prevención. La escuela y la familia tienen que implicarse. Promoviendo un estilo de vida saludable invertimos en salud. Muchos padres son los últimos en advertirlo, porque prefieren creer que sus hijos son de hueso ancho o grandes, pero hay que enseñarle a un niño que eso genera muchas enfermedades para el futuro y el presente”.

Un niño puede hacer dieta sin saber que la hace, porque Leis considera que seguir una alimentación determinada no debe distinguir ni señalar a quien la sigue. “Todo es dieta, cualquier cosa que comemos. Hay que empezar por no llenarles el plato como si fueran adultos, solo lo que cabe en la palma de su mano. Deben comer en función de su edad, su sexo, la actividad que hacen...”. Y, desde luego, Leis no es partidaria de premiar a los niños con más comida. “Si estamos transmitiendo que hay determinados alimentos no saludables, no tiene mucho sentido ofrecer como premio algo que no lo es. Hay que premiarles con paseos por el parque, montar en bici...”.

Pero para esta especialista en nutrición, lo más importante es separar el concepto de imagen de la salud. “La obesidad no tiene que ver ni con la estética, ni con la belleza ni con la moda. Hay que desligar por completo estos conceptos y desestigmatizar esa palabra. Como toda enfermedad, tiene cura. Y se debe luchar contra la obesidad, no contra el obeso, tenga la edad que tenga”. Quizás no estaríamos hablando de esto si, como sugiere Rosaura Leis, no existieran unas estadísticas que sitúan a España en un alarmante primer escalón de sobrepeso. Uno de cada tres niños españoles lo sufre, según la Organización Mundial de la Salud. Y el riesgo principal es que “los menores obesos tienden a serlo también en la edad adulta”.

Hablar de ello y dar ejemplo aseguran un futuro libre de problemas para los más pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil