Evitar la obesidad infantil

¿Quieres reducir el riesgo de que tu hijo sufra obesidad? Haz que duerma las horas suficientes, limita el tiempo que dedica a ver la televisión y acostúmbrale a cenar en familia. Combinando estos tres hábitos disminuiría hasta un 40% la incidencia de obesidad en los niños.

Los niños que descansan el tiempo adecuado, ven poco la televisión y suelen cenar en familia sufren obesidad con menos frecuencia (14,3%) que aquellos que no mantienen estos hábitos saludables (24,5%), según acaba de demostrar un estudio realizado por la doctora Sarah Anderson, profesora de Epidemiología de la Universidad Estatal de Ohio (EE UU) y Robert Whitaker, profesor de Pediatría en la Universidad de Temple (EE UU).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La investigación, cuyos resultados acaba de publicar la revista 'Pediatrics', se ha llevado a cabo entre 8.500 niños estadounidenses de 4 años de edad y por primera vez ha analizado la influencia de la combinación de estos tres factores a la hora de prevenir la obesidad en los pequeños.

Las conclusiones de los investigadores son claras: los niños deben dormir como mínimo 10 horas y media al día, ver menos de 2 horas de televisión diarias y, además, cenar en familia más de 5 noches por semana. Sólo con aplicar uno de estos tres hábitos se reducen las posibilidades de que sufran sobrepeso, incluso en niños que tienen factores de riesgo en este sentido (bajo nivel educativo, padre o madre obesos...).

Y si se aplican las tres rutinas al mismo tiempo, las posibilidades de que padezcan este trastorno disminuyen hasta un 40%.

A pesar de que la investigación aclara que seguir estos hábitos no elimina por completo el riesgo de obesidad, sus resultados dan idea de la enorme importancia que tienen los hábitos de vida saludables en la salud de nuestros hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil