Los niños que no duermen bien se portan peor según un estudio

Un estudio afirma que los niños que no tienen una rutina de sueño establecida tienen peor comportamiento que los que sí la tienen.

Stretching after sleep.
Mladen ZivkovicGetty Images

Tenemos buenas noticias para los padres que aplican una estricta política a la hora de mandar a la cama a sus hijos: una rutina regular de descanso podría tener un impacto positivo en el comportamiento general de sus hijos.

Un estudio de noviembre de 2013 publicado en Pediatrics que ha resurgido recientemente en los medios de comunicación británicos y estadounidenses, varios investigadores de Reino Unido estudiaron los hábitos de sueño de más de 10.000 niños y las horas a las que se acostaban.

"Los niños que no tenían establecida una rutina de descanso tuvieron más problemas de comportamiento" afirmaban los responsables del estudio tras analizar las horas de acostarse a esos niños que tenían 3, 5 y 7 años. "Había un empeoramiento gradual en el comportamiento de los niños cuanto más pequeños eran y peores rutinas de sueño tenían" explicaban los investigadores que tuvieron en cuenta los datos e informaciones aportados por padres y profesores de los niños.

Sin embargo, los efectos negativos de no tener rutinas a la hora de acostarse pronto no fueron irreversibles. Los resultados cuando se cambió la hora de irse a acostarse y establecer una rutina, los niños mejoraron su comportamiento, indepedientemente de su edad.

La misma lógica se aplicó también al experimento opuesto: "Para los niños que cambiaron de horario regular a no regular entre las edades de 5 y 7 años, hubo un empeoramiento significativo en sus comportamiento", según la investigación.

"Tener establecida una rutina regular para acostarse durante la primera infancia es una influencia importante en el comportamiento de los niños" concluyó el estudio. Los científicos hicieron hincapié tras la publicación de sus resultados en que hay que explicar a las familias lo importante que es establecer rutinas de sueño porque son muy beneficiosas para sus hijos y su salud futura, además de llevar una vida menos estresante al portarse mejor los niños y por tanto, haber mejor ambiente para toda la familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil