Las cosas que no debes decir a los médicos cuando has llevado al niño a Urgencias

Hemos hablado con varios profesionales y nos han revelado qué es lo que los padres no deben hacer cuando acuden a Urgencias con sus hijos.

Lo que no debes decir a un médico en Urgencias cuando vas con los niños
Hoxton/Tom MertonGetty Images

Los médicos también tienen su corazoncito y, por mucho que su misión sea ayudarnos siempre, lo tienen claro: si utilizas las urgencias para tonterías, estás poniendo en peligro la salud de otros niños que sí que las necesitan. Esto es lo que nos han contado los doctores Roi Piñeiro y Gonzalo Ares, jefes de los servicios de Pediatría de los hospitales General de Villalba y Rey Juan Carlos de Móstoles respectivamente sobre lo que un padre no debe decir a un médico cuando está atendiendo a su hijo en Urgencias:

1.Que sepamos que no es una urgencia y nos dé igual

Cuando algunos padres nos dicen que “saben que no es una urgencia, pero que les da lo mismo, porque tienen derecho al pagar los impuestos”, los médicos se entristecen y se preocupan por sus otros pacientes. Supone una falta de concienciación social preocupante, pues se abusa voluntariamente de un servicio y se puede privar de una mejor atención a alguien que realmente lo necesita.

2. Los ‘Puesyaque...’

Es decir, cuando los padres aprovechan la visita ‘urgente’ para preguntar cosas que no tienen nada que ver –van por una otitis y aprovechan para preguntar por una hernia umbilical...–, o incluso para comentar problemas de salud de otro de sus hijos.

3. Usar urgencias para una ‘ITV’

Pasa mucho en vísperas de puente, de vacaciones... “te traen a un niño, aparentemente sano y te vuelves loco intentando averiguar qué le ocurre. Al final los padres suelen confesar que se marchan al día siguiente de vacaciones y no querían irse sin que lo viera un médico...”, señala el doctor Piñeiro. ¿Lo peor de todo esto? “Pues que el niño llegó sano a urgencias y es probable que se vaya con algún virus contagiado”, advierte el doctor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil