Los niños se resfrían el doble que los adultos durante el invierno

Unos buenos hábitos diarios de higiene en niños ayudarán a que eviten padecer resfriados durante el invierno.

Niña resfriada en la cama
Getty Images

Es momento de sacar la ropa de abrigo y meter el paquete de pañuelos en el bolsillo, ha llegado el frío y con él, los resfriados. Los constipados no afectan a todo el mundo por igual, los niños pequeños son más vulnerables que los adultos ya que su sistema inmunitario no está del todo desarrollado. En este sentido, mientras que un adulto suele resfriarse entre 2 y 4 veces al año, los niños lo hacen entre 5 y 8 veces.

Además de la inmadurez de su sistema inmunitario, otra razón por la que los niños suelen padecer más resfriados que los adultos, incluso el doble, es que no tienen tan asentados los hábitos de higiene que ayudan a protegerse de este tipo de infecciones, como lavarse las manos. Otra causa es que también pasan mucho tiempo en espacios cerrados con otros niños, como el colegio y la guardería, donde comparten diversos objetos.

Para reducir el riesgo de que los niños se constipen, Laboratorios Ordesa, que cuenta en su línea de complementos pediátricos con Imunoglukan P4H, no da una serie de pautas para ayudar a reforzar el correcto funcionamiento de sus defensas.

5 consejos para evitar que los niños se acatarren

  1. Lavarse las manos con frecuencia: hemos de enseñar a los niños a lavarse las manos habitualmente para evitar que las bacterias proliferen, por ejemplo, después de comer, cuando llegan a casa después de jugar en el parque…
  2. Mantener sus juguetes limpios: puesto que, sobre todo en edades tempranas, suelen metérselos en la boca.
  3. Ventilar los espacios cerrados: para evitar la concentración de virus y para que no se recaliente el ambiente debido a la calefacción. Es muy importante no fumar cerca de los niños.
  4. Evitar los cambios bruscos de temperatura, puesto que aumentan las posibilidades de contraer resfriados.
  5. Cuidar la alimentación: son muy recomendables los alimentos ricos en vitamina C como naranjas, limones o kiwis, ya que ayudan a aumentar las defensas y evitar resfriados.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Salud infantil