¡Ay! La espalda

Fortalecer su musculatura con el ejercicio y corregir sus malas posturas, claves para prevenir el dolor de espalda.

La espalda sirve para sostener el cuerpo y permitir su movimiento, mantiene el centro de gravedad y protege la médula espinal gracias a una envoltura de huesos que forman la columna vertebral. Aunque es posible que tu hijo tenga una patología que afecte a la columna vertebral, la mayoría de los dolores de espalda que sufren los niños están relacionados con un mal funcionamiento de su musculatura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Según las investigaciones, el 69,3% de las chicas y el 50,9% de los chicos españoles han padecido dolor de espalda antes de los 15 años. Cargar un peso excesivo en mochilas o carteras, un mobiliario escolar inadecuado, las malas posturas continuadas y el sedentarismo de muchos niños son algunos factores asociados a este problema.

Para prevenir estos dolores, la principal medida que ha demostrado ser eficaz es el ejercicio (natación, fútbol, ciclismo, gimnasia, footing, etc).

Por esta razón, la Organización Médica Colegial (OMC) y la Fundación Kovacs han puesto en marcha una nueva campaña de prevención entre los escolares centrada en la importancia de hacer deporte, ya que el ejercicio fomenta la potencia, resistencia y elasticidad de la espalda.

Otra pauta positiva es corregir las malas posturas, aunque para que los buenos hábitos posturales arraiguen, deben inculcarse desde pequeños.

Enseña a tu hijo a sentarse derecho en la mesa y cuando haga sus deberes; a dormir en la postura adecuada (boca arriba o de lado, no boca abajo), con una almohada fina a partir de los 2 años que permita a su espalda descansar sin tensiones; a coger cualquier peso flexionando las rodillas y no la cintura, etc.

Entra en la web:www.espalda.org y encontrarás consejos (para embarazadas, escolares y adolescentes) sobre cómo llevar a cabo las actividades diarias de la forma menos perjudicial para la espalda.

PARA MANTENERLA SIEMPRE SANA...

Además de hacer ejercicio de forma regular, para que tu hijo tenga la espalda en perfectas condiciones, debería...

  • Olvidar el sedentarismo. Cualquier deporte es mejor que ninguno, pero se recomiendan más los que fortalezcan la zona.
  • Calentar los músculos antes de hacer ejercicio y estirarlos al terminar. Si el niño compite, debe seguir escrupulosamente los consejos del entrenador.
  • Al sentarse, hacerlo lo más atrás posible y con la espalda pegada al respaldo. Cambiar de postura con cierta frecuencia.
  • Si la espalda le duele al levantarse de la cama, vigilar y cambiar el colchón y/o el somier y la almohada si es preciso.
  • Para transportar el material escolar, llevar una mochila con ruedas y mango regulable. Si no es posible, usar una con tirantes por ambos hombros (no cargar más del 10% del peso del niño). Llevarla baja, justo encima de las nalgas y pegada al cuerpo.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Salud infantil