Prevenir los pies planos

A los niños se les acentúa el arco plantar alrededor de los 5 años. Hasta entonces pueden practicar muchos ejercicios para favorecer este desarrollo.

No te agobies si piensas que tu hijo tiene los pies planos.

Todos los bebés y muchos niños pequeños los tienen así, por dos motivos: porque cuentan con una gruesa capa de grasa que les cubre las plantas y da a sus pies un aspecto regordete, y porque sus ligamentos aún no son lo bastante fuertes y firmes como para levantar los huesos que forman el arco y éstos se hunden.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Con el tiempo, la capa de grasa va desapareciendo y los ligamentos, a medida que maduran, van sujetando los huesos, por lo que el arco de la planta se va perfilando.

De hecho, en el 95% de los casos los pies planos se corrigen antes de que los niños cumplan los 6 años.

EL MEJOR TRATAMIENTO

Aun así, hay ejercicios que puede practicar tu pequeño para favorecer la formación del arco plantar:

  • Anímale a andar descalzo. Esta actividad mejorará la capacidad de agarre de sus dedos al suelo.
  • También es bueno que le incites a saltar. Así fortalecerá los músculos de las plantas y los tobillos.
  • Juega con él a andar unos metros de puntillas y otros, de talones.
  • Enséñale a coger con los dedos de los pies canicas, pinzas de la ropa y lápices esparcidos por el suelo.
  • Otra actividad que le beneficiará mucho es hacer rodar hacia adelante y hacia atrás una botella de plástico con las plantas de los pies, estando sentado en una silla.

    SOBREPESO Y CALZADO

    Otros aspectos importantes para el desarrollo de los pies de tu hijo son:

    • Evitar el exceso de peso. Los kilos de más suponen un sobreesfuerzo para sus pies. Además de llevarle al parque todos los días para que haga ejercicio, pregunta al pediatra cómo debes modificar su dieta, sin privarle de nada, para que se ponga en el peso que le corresponde.
    • Comprarle siempre zapatos de calidad, que sean justo de su talla. Y olvídate del mito que asegura que los pies de los niños requieren un refuerzo artificial y necesitan zapatos tipo bota, porque no es verdad.
    • Solo si el niño cumple los 6 o 7 años y sigue teniendo los pies planos, habrá que ponerle unas plantillas especiales que ayuden a los huesos del pie a crecer en una buena posición. Después solo queda esperar: los pies planos, así, se acaban corrigiendo.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Más de Salud infantil