Se le ha clavado algo

No es raro que en la excursión se clave alguna espina o astilla sin importancia al tocar o al pisar plantas o maderas. Pero puede que al caminar descalzo o con un calzado inadecuado, pise un clavo o un cristal que le ocasionen más daño.

ESPINA O ASTILLA FINA

Cuando el cuerpo extraño es muy fino, puedes intentar sacarlo con unas pinzas, cogiéndolo bien por la base y tirando con cuidado.

Si la herida sangra, presiona con varios pañuelos de papel durante diez minutos sin levantar.

A continuación, lávala con agua o con una toallita jabonosa y si dispones de un antiséptico (povidona yoyada o clorhexidina), empapa una gasa estéril o un pañuelo de papel limpio y da pequeños toques para desinfectarla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En caso de que no puedas sacarlo, llévale al médico para que se lo extraigan.

CRISTAL, CLAVO O ALGO GRUESO

Cuando se trata de un cuerpo extraño grueso o con forma de anzuelo, bajo ningún concepto intentes sacarlo.

Esta recomendación es muy importante, ya que si lo haces puedes provocar más daño en la zona.

Ten en cuenta que si se encuentra muy cerca de un nervio o de un vaso sanguíneo, al moverlo puede seccionarlos.

Lo recomendable es envolver bien la zona con una tela (pañuelo, camiseta, etc.), con cuidado y sin apretar.

De esta forma crearás una especie de almohadilla que evitará que el cuerpo extraño se mueva.

Procura que el niño mantenga el pie o la mano en reposo.

Llévalo a urgencias o, si ves que no puedes desplazarte, llama al 112.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil