Consejos para prevenir el tabaquismo pasivo

Las patologías que se pueden presentar con más frecuencia en los niños fumadores pasivos son las siguientes: síndrome tabáquico-fetal, síndrome de muerte súbita del lactante, patología digestiva y nutricional, patología otorrinolaringológica, patología de vías respiratorias inferiores, alteración inmunitaria, patología vascular, oncología, alteraciones neurológicas y psicológicas y sociopatía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hay estudios que demuestran que los adolescentes fumadores tienen mayor tendencia a sufrir estados depresivos que los que no fuman.

CONSEJOS PARA PREVENIR EL TABAQUISMO PASIVO

En una Guía para el tratamiento del tabaquismo activo y pasivo que distribuye semFYC en todos los centros de salud durante esta semana, se incluyen algunos consejos para prevenir el tabaquismo pasivo:

  • Evitar siempre estar expuestos al humo del tabaco en casa, en el coche, en casa de familiares y amigos y en lugares públicos.
  • Fumar siempre fuera de casa y, si se hace en una terraza, cerrar completamente la puerta de acceso a la vivienda.
  • No existe ningún dispositivo que elimine el humo del tabaco ni los productos tóxicos del ambiente.
  • La infancia es la principal perjudicada ya que los niños no pueden evitar voluntariamente la exposición al aire contaminado por el humo del tabaco.
  • Siempre que se pueda, escoger ambientes libres de humo cuando se esté fuera del hogar.

    Tan sólo un entorno libre de humo al 100% puede protegerte a ti y a tus hijos de los graves problemas que causa el aire contaminado por el humo del tabaco. Cambia hábitos por la salud de tus hijos.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Salud infantil