Que no respiren humo

El humo de tabaco afecta mucho a los niños. Tú puedes ayudar a tu hijo a gozar de mejor salud.

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) ha realizado una encuesta de la que se desprende que uno de cada cuatro fumadores cree que el humo de tabaco no afecta a los niños.

Aunque la mayoría de fumadores son conscientes de que su salud no es buena, el 25% de los encuestados no creen que respirar humo pueda producir infarto de miocardio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los niños se encuentran muchas veces expuestos al humo sin tener siquiera la posibilidad de evitar espacios contaminados.

Coincidiendo con el Día Mundial sin Tabaco, hasta el día 31 de mayo se celebra en toda España la X Semana sin Humo, bajo el lema “La vida sin humo sabe mejor”.

Para el doctor Xulio Castañal, miembro del Grupo de Abordaje al Tabaquismo (GAT) de semFYC y coordinador de la Semana sin Humo, “resulta sorprendente que pese a toda la información que existe en relación a los efectos nocivos del tabaco para la salud y del riesgo del tabaquismo pasivo, aún existan fumadores que consideren que el humo no es dañino. En el caso de los niños, se estima que 240 de las 6300 muertes al año por exposición al ambiente contaminado por humo de tabaco ocurren en menores de 1 año por síndrome de muerte súbita del lactante. La exposición durante la infancia se ha relacionado además con un riesgo mayor de sufrir enfermedades agudas como bronquitis, neumonías, etc y síntomas respiratorios inespecíficos. El riesgo además aumenta con el grado de exposición. De hecho, los hijos de madres fumadoras ingresan en el hospital un 28% más por bronquitis y neumonía”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud infantil