Cómo hacer fotos bonitas a los niños

Hacer fotos a nuestros hijos y que además sean bonitas conforma un auténtico desafío, pero no os preocupéis, gracias a estos consejos de la mano de la fotógrafa profesional, Rosío Moyano, lograréis capturar recuerdos para toda la vida.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sobre Rosío Moyano

Mi nombre es Rosío Moyano y soy fotógrafa infantil. Además soy madre de 2 niños muy despiertos que me han enseñado la importancia de cada momento, dándole más sentido a mi pasión por la fotografía y mi interés en registrarlo todo: desde los eventos más especiales a las actividades más cotidianas.

Las fotografías que tengo de mi infancia son muy reducidas en comparación a la capacidad que hoy en día tenemos de guardar una imagen. Los tiempos han cambiado y estamos viviendo una era donde todo es digital y tecnológico. Tenemos la suerte de poder, hasta con nuestros móviles, registrar bellas imágenes. 

A continuación, voy a dar algunos consejos básicos para ayudar a todos los padres a hacer mejores fotografías de sus retoños y no morir en el intento.

Aunque no es tan difícil como parece, lo más importante es quitarse los miedos y tener en cuenta que la práctica lo hace todo, y que, si a pesar de nuestros esfuerzos no obtenemos buenos resultados, también hay excelentes profesionales que se dedican a captar imágenes auténticas, bellas y de calidad.

¡Empezamos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Amor, la oxitocina hace milagros y nos inspira

Podemos ver auténticas maravillas en algo que no está exactamente dentro de los patrones de belleza. A nosotros, los padres, cuando miramos a nuestros hijos, la oxitocina se dispara, nos motiva y pone en marcha nuestra creatividad, que es el cóctel básico para la fotografía como herramienta de expresión artística. ¡Quiere decir que lo imprescindible ya lo tenemos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Equipo: Cámara réflex, compacta o móvil, ¡vale todo!

No dejéis de tomar una foto por no tener el equipo adecuado. Si vas cogiendo el gustillo a la fotografía, invierte más adelante en mejorar tu equipo. Tampoco tengáis fotos solo del móvil porque son prácticas, pero no dan calidad, y si queréis luego revelarlas os encontraréis con que la imagen pierde definición. Es algo a tener en cuenta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una buena iluminación lo es todo

Si hacemos las fotos en el interior de casa debemos abrir las persianas y las cortinas, además de procurar que nuestros chicos jueguen lo más cerca posible de la fuente de luz. En exteriores es donde tendremos las mejores condiciones para que nuestras cámaras hagan fotos más óptimas.

No te desanimes si el día está nublado, también podremos sacarle partido a esta circunstancia ya que no tendremos esas sombras tan marcadas que no favorecen. El mejor momento para sacar la cámara es, en definitiva, cuando el sol está más bajo ya que conseguiremos colores más bonitos y sombras más agradables.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Atención al ángulo

Es un fallo muy común y ¡representa una mejora importante en la calidad de las imágenes!

Tenemos que poner atención al ángulo desde el que tomamos la imagen dependiendo del objeto que queramos captar. Si hacemos fotografías de niños es importantísimo que nos agachemos a su nivel, las imágenes ganan contexto y son más armoniosas. Si hacemos la fotografía de pie, deformaremos la imagen de los peques, haciendo que parezcan cabezones.

Cambiar los planos también hace que las imágenes ganen variedad. Podemos probar incluso a sacar las fotos tumbados, desde arriba del todo o simplemente levantado la cámara sobre nuestras cabezas. Es cuestión de probar y variar. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Momentos y emociones

Es imposible que las fotos en las que los niños pequeños salen posando sean bonitas. Las mejores fotos de nuestros peques serán aquellas en las que captemos momentos auténticos. Para poder captar realmente la escénica de los niños, tendremos que entrar en el mundo en el que viven, tratar de sacar risas sin posados y proponer juegos o hacer alguna actividad que les haga ilusión. No te agobies si no lo pillas a la primera, cuando hacen algo que les gusta lo repetirán hasta el cansancio. Trata de buscar el mejor ángulo, cambia, ajusta tranquilamente y no dejes de hacer fotos, las ráfagas son muy recomendables. Seguro que lo lograrás. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Composición

Hay algunas reglas básicas en fotografía, como la regla de los tercios o seguir líneas guías, paralelas o diagonales y jugar con la perspectiva, sobre las que merece la pena leer y tener en cuenta. Pero de manera general, las reglas están para romperse y lo más importante es hacer un registro que transmita emociones, de manera que cuando contemples la imagen recuerdes e incluso revivas ese día o momento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No te olvides de los pequeños detalles

Pueden ser las manos, los pies, la boca, o también de su habitación, sus juguetes, etcétera. Con el tiempo todo cambia y encapsular esos momentos adquirirá un valor incalculable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Mira como he crecido!

También es muy interesante hacer un registro donde puedas comparar su crecimiento, como en vuestros brazos o manos o con un peluche especial que tendrá toda su vida. Así verá lo mucho que ha cambiado. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Digital bien, pero en papel mejor!

Finalmente, otro consejo para los padres es hacer una selección de las mejores fotos y sacarlas en papel, para que nuestros hijos en el futuro tengan acceso a ella. Además, para ellos es muy beneficioso, ya que favorecemos su memoria, entenderán mejor el valor del paso del tiempo y los logros que han alcanzado.

Sobre los archivos digitales, otro consejo importante es tener copias de seguridad, puede pasar que por cualquier motivo se pierdan los archivos y mejor estar asegurados que estén bien guardados y ojo, con copia. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pide ayuda

Estos son algunos consejos básicos que espero que os sean útiles, no os cortéis y seguid intentándolo. Y si pese a los intentos sois incapaces de inmortalizar momentos especiales, siempre podréis contar con fotógrafos profesionales en fotografía infantil. Mi consejo en este sentido es que busquéis a alguien cuyo estilo y manera de trabajar os guste. Las tarifas son importantes, pero más lo son los recuerdos que se vayan a grabar. No solo una bella imagen, pero también una experiencia bonita y agradable. 

¡Tampoco os obsesionéis por hacer fotos, vivid el ahora y disfrutad de cómo crecen!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo